Este martes decenas de personas se han manifestado en contra de esta operación frente a la sede neoyorquina de Goldman
Este martes decenas de personas se han manifestado en contra de esta operación frente a la sede neoyorquina de Goldman - EFE

Goldman Sachs defiende la compra de bonos de Petróleos de Venezuela (PDVSA)

La firma de inversiones adquirió bonos por valor de 2.800 millones de dólares través de un bróker sin interactuación directa con el Gobierno de Maduro, entre críticas de los líderes de la oposición del país

Nueva YorkActualizado:

La firma de inversiones estadounidense Goldman Sachs ha defendido este martes su decisión de comprar bonos al Banco Central de Venezuela por valor de 2.800 millones de dólares tras las críticas recibidas por parte de lideres opositores en ese país.

El banco ha emitido un comunicado en el que ha asegurado que «hemos invertido en bonos de Petróleos de Venezuela (PDVSA) porque, como muchos otros en este sector, creemos que la situación en ese país tiene que mejorar con el tiempo».

Un portavoz de Goldman Sachs ha explicado que esos bonos, que fueron emitidos en 2014, se han adquirido en los mercados secundarios a través de un bróker en una operación en la que no interactuaron directamente con el Gobierno venezolano.

El banco ha añadido que «reconocemos que la situación es compleja y cambiante y que Venezuela está en crisis. Y coincidimos en que la vida (en ese país) tiene que mejorar y en parte hicimos esta inversión porque creemos que así ser».

«En el lado erróneo de la historia»

Como ha adelantado este fin de semana el periódico The Wall Street Journal, el departamento de gestión de activos del banco pagó 31 centavos por dólar, o un total de 865 millones de dólares, por los bonos emitidos por la compañía estatal PDVSA en 2014 que vencen en 2022.

La inversión se ha producido en medio de una ola de protestas en Venezuela a favor y en contra del Gobierno de Nicolás Maduro que en ocasiones acaban en violencia y, desde hace casi dos meses, han dejado 59 muertos y un millar de heridos, según cifras de la Fiscalía.

Precisamente hoy decenas de personas han protestado frente a la sede central de Goldman Sachs en Nueva York convocados por la plataforma «SOS Venezuela NY», que considera la transacción del banco «inmoral» y una forma de apoyo a la «dictadura» de Nicolás Maduro.

El legislador de la oposición Ángel Alvarado, miembro del comité de finanzas del Congreso venezolano, consideró que la firma de inversiones se ha puesto «en el lado erróneo de la historia» al hacer esta operación.

La semana pasada, cuando se completó la operación de compra por parte de Goldman Sachs, las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela pasaron de 442 millones de dólares a 10.800 millones, según estadísticas oficiales.