Logo de la compañía Huawei en el Aeropuerto Internacional de Shenzhen
Logo de la compañía Huawei en el Aeropuerto Internacional de Shenzhen - REUTERS

Estados Unidos decide hoy si prorroga otros 90 días la moratoria a Huawei

Trump aseguró esta madrugada que no quería hacer negocios con la compañía china, «porque es una amenaza a la seguridad nacional» mientras los medios locales apuestan por que se evite el veto otros 90 días

EFE
Actualizado:

El Gobierno de Estados Unidos podría decidir este lunes prorrogar otros 90 días la moratoria que permite a las empresas estadounidenses hacer negocios con Huawei, han informado varios medios locales estadounidenses. Todo ello, a pesar de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apuntó ayer aduciendo riesgos a la seguridad nacional que su Administración no quería tratos con la compañía china a la que impuso un veto para restringir su actividad comercial.

«Huawei es una compañía con la que no podemos hacer negocios», declaró el mandatario estadounidense a periodistas en la localidad de Morristown, en el estado de Nueva Jersey, desde donde viajó a Washington después de unos días de descanso.

«En este momento parece mucho más que no vamos a hacer negocios. No quiero hacer negocios en absoluto, porque es una amenaza a la seguridad nacional», insistió.

Sin embargo, los medios locales dan por hecho que la sangre no llegará al río y la moratoria se prolongará otros 90 días. El diario The Wall Sreet Journal, que cita como fuentes a un funcionario del Gobierno, aseguró que el departamento de Comercio de EE.UU. planea conceder otros 90 días de extensión a la moratoria que por un período de tiempo igual concedió el pasado 20 de mayo.

Dicha moratoria ha permitido a Huawei y a sus empresas filiales evitar de momento el veto anunciado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, que le impediría trabajar con los fabricantes de microprocesadores estadounidenses y con Alphabet, de la que depende su acceso a Google Play y por tanto a las aplicaciones diseñadas para Android que no estén en código abierto.

En su momento, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo en un comunicado que la moratoria emitida por su departamento otorgaba «a los operadores tiempo para tomar medidas» y preparar su transición a la ausencia del gigante tecnológico chino.

En el centro de la guerra comercial

El Gobierno de EE.UU. incluyó en mayo a Huawei en una lista de compañías y personas a las que se veta el acceso a tecnología estadounidense alegando razones de seguridad nacional.

El veto impediría a Alphabet, la empresa matriz de Google, seguir otorgando licencias a los productos Huawei, y llevaría a los principales fabricantes de componentes electrónicos estadounidenses a rompen relaciones comerciales con Huawei.

Antes de emitirse en mayo la moratoria al veto, las compañías de procesadores Intel, Qualcomm, Xilinx y Broadcom, la alemana Infineon Technologies y los fabricantes de chips de memoria Micron Technology y Western Digital anunciaron el cese de sus suministros a Huawei en cumplimiento de la orden de Trump.

Pero en junio, durante la cumbre del G20, en la que Trump se reunió con su homólogo chino, Xi Jinping, ambos acordaron una nueva tregua en su guerra comercial por la que Washington frenó la imposición de nuevos aranceles a China y accedió a permitir ciertos intercambios con Huawei.

El pasado 22 de julio, tras una reunión con Trump, los directivos de Google, Intel, Cisco, Qualcomm, Micron, Broadcom y Western Digital pidieron al Gobierno tomar una decisión sobre la actividad comercial de Huawei en EE.UU., según anunció entonces la Casa Blanca.