El presidente de Huawei, Liang Hua (en el centro), durante la presentación de los resultados del primer semestre en la sede de Shenzhen
El presidente de Huawei, Liang Hua (en el centro), durante la presentación de los resultados del primer semestre en la sede de Shenzhen - PABLO.M.DIEZ

Los ingresos de Huawei suben un 23% pese al veto de EE.UU. en la guerra comercial con China

La compañía vendió 118 millones de móviles pese al miedo a que no puedan utilizar el sistema Android y su facturación superó los 50.000 millones de euros en el primer semestre

Enviado especial a Shenzhen Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A pesar del veto de Estados Unidos dentro de la guerra comercial con China, el gigante de las telecomunicaciones Huawei siguió creciendo durante el primer semestre de este año. Sus ingresos subieron un 23,2% hasta los 401.300 millones de yuanes (52.300 millones de euros), ha anunciado este martes su presidente, Liang Hua, quien indicó que los beneficios netos habían aumentado un 8,7%.

Por negocios, el que más dinero aportó volvió a ser la venta de aparatos electrónicos al pequeño consumidor, sobre todo teléfonos móviles. Con una facturación de 220.000 millones de yuanes (28.672 millones de euros), generó el 55% de los ingresos, ya que se vendieron 118 millones de «smartphones». Todo ello a pesar de que sus ventas en el mercado internacional cayeron más de un 40% tras la inclusión de Huawei en la «lista negra» de la Casa Blanca el 16 de mayo, cuando Google anunció que no podría seguir suministrándole su sistema operativo Android. «Desde entonces hemos recuperado un 80% de las ventas que teníamos antes de esa fecha», señaló Liang Hua, quien reconoció «un impacto en el negocio de consumidores por la prohibición de EE.UU., pero no ha sido muy fuerte y por eso seguimos creciendo y no hemos parado ni un solo día nuestra cadena de producción».

Aunque aseguró que «las cosas dentro de la compañía están tranquilas y los empleados se centran en su trabajo y en servir a los clientes», admitió que «esperamos un impacto en el segundo semestre, sobre todo en el mercado extranjero». En el doméstico, que sufrió una caída general de las ventas del 3% no vista desde hacía seis años, Huawei fue la única marca que subió sus ventas hasta copar un 34% del mercado, según un informe de la consultora tecnológica Canalys. Una cifra récord seguramente espoleada por el apoyo que los consumidores chinos han dado a la compañía en su «Guerra Tecnológica» con EE.UU., que también puede estar tras la caída de las ventas de Apple en este país. Esta campaña de solidaridad nacionalista habría amortiguado la disminución de las ventas de Huawei en el extranjero, pero la compañía no ha desvelado los datos desglosados.

Líder mundial en equipos de telecomunicaciones para las operadoras de todo el mundo, por delante de Nokia y Ericsson, Huawei facturó en este segundo pilar de sus negocios 146.500 millones de yuanes (19.100 millones de euros). A la vanguardia de la nueva tecnología de internet 5G, que promete cambiar el mundo, la compañía ha firmado ya 50 contratos y servido 150.000 estaciones base. «El desarrollo del 5G no se ha visto afectado por la prohibición de EE.UU. porque estábamos preparados. Desde entonces, hemos firmado once contratos de esta tecnología”, detalló Liang Hui.

Pero dicho negocio puede verse mermado por las acusaciones de espionaje para el régimen chino vertidas por la Casa Blanca, que justificó así su inclusión en la «Lista de Entidades» y obligó a sus proveedores estadounidenses a pedir permisos especiales al Departamento de Comercio.

Tras la tregua a la guerra comercial acordada por Trump y Xi Jinping en el G-20 hace un mes, dichas firmas tecnológicas, como Intel, Qualcomm o Google, pueden seguir suministrándole a Huawei sus microchips y programas, como el sistema operativo Android con que funcionan sus móviles.

«Desde el G-20 hemos visto la recuperación de proveedores no esenciales. Pero los esenciales todavía no han recibido los permisos del Departamento de Comercio», reveló Liang Hua, quien apostó una vez más por seguir usando el sistema operativo Android de Google. «Es nuestro favorito, pero dependerá de EE.UU.», indicó. Aunque la compañía está desarrollando su propio sistema operativo, Hongmeng, Liang declaró que «está más enfocado para el internet de las cosas y debe ser perfeccionado».

Para hacer frente a los tiempos difíciles que se avecinan, el presidente de Huawei apostó por más innovación con una inversión de 120.000 millones de yuanes (15.600 millones de euros) en investigación y desarrollo (I+D). Tal y como concluyó, «estamos luchando por sobrevivir y también por nuestro crecimiento».