El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario DraghI
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario DraghI - REUTERS

Draghi reconoce el débil crecimiento y garantiza que la política monetaria seguirá siendo expansiva

El presidente del BCE asegura también que esta responderá la evolución de la inflación y advierte que el debilitamiento de la economía impulsado por la incertidumbre se ha contagiado al sector exterior

FráncfortActualizado:

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha vuelto a demostrar que no deja indiferente a nadie y ha asegurado este miércoles que la política monetaria en la zona del euro seguirá siendo expansiva y que responderá a cualquier cambio en las perspectivas de inflación.

Unas palabras que ha pronunciado en una conferencia sobre la normalización de la política monetaria, en la que le presidente del BCE ha añadido que no les «faltan instrumentos» para cumplir su mandato y que los riesgos para las perspectivas de crecimiento siguen estando a la baja. El presidente del BCE también ha añadido que el año pasado el crecimiento económico se debilitó en la zona del euro y que esta situación se ha extendido en 2019.

Un debilitamiento que ha estado impulsado por la incertidumbre en la economía global, que se ha contagiado al sector exterior: «Hasta ahora, la economía interior ha permanecido relativamente resistente y los impulsores de la actual expansión se mantienen», ha apuntado Draghi durante la conferencia.

¿Adiós a las subidas de tipos?

Las medidas de política monetaria que el Consejo de Gobierno decidió a comienzos de marzo vendrían a reflejar la preocupación de la institución por este debilitamiento de la economía. Draghi lo ha justificado en que «en vista de una perspectiva económica más débil, ayudarán a mantener la política monetaria expansiva que logramos preservar el año pasado».

El BCE pospuso la primera subida de los tipos de interés hasta finales de 2019, hasta ahora había dicho que los tipos seguirían en el nivel actual, al menos, hasta el verano. El Consejo de Gobierno también decidió inyectar más liquidez a largo plazo a condiciones favorables.