Viajeros afectados por los incidentes de Vueling en El Prat
Viajeros afectados por los incidentes de Vueling en El Prat - AFP

¿Qué debo hacer si soy uno de los viajeros afectados por las cancelaciones de Vueling?

Los expertos recomiendan enviar un burofax para que quede constancia de la reclamación

MadridActualizado:

Los expertos legales recomiendan una serie de pautas a la hora de realizar reclamaciones a la aerolínea con sede en Barcelona.

¿Puedo cancelar un billete de manera anticipada?

Si el viajero desea cancelar por anticipado su vuelo debe ponerse en contacto con la aerolínea, pero es previsible que la respuesta de esta sea negativa, ya que el motivo de la cancelación se «atribuirá al propio pasajero», explica Gerardo Ruiz, abogado de Legálitas. Lo previsible es que la aerolínea facilite vuelos alternativos.

¿Cómo dirijo mis reclamaciones?

Para cualquier tipo de reclamación es recomendable que, ante la vorágine de información de los últimos días, se opte por un burofax con acuse de recibo. Ruiz considera que el usuario se puede encontrar que al acudir a los medios tradicionales, como el teléfono o el correo electrónico, no se encuentre respuesta por la «saturación» de los servicios de atención al cliente.

¿Con cuánta antelación debe avisar la aerolínea?

Vueling deberá informar de las cancelaciones con 15 días de antelación, al no tratarse de un caso de «fuerza mayor sobrevenida». En caso contrario, las aerolíneas, siguiendo la normativa europea, se ven obligadas a realizar indemnizaciones.

¿Cuándo se pueden pedir indemnizaciones?

Legálitas recuerda que según el reglamento comunitario se pueden reclamar indemnizaciones a la compañía siempre que el retraso sea de:

-2 horas o más para todos los vuelos entre 0 y 1.500 km.

-3 horas o más para todos los vuelos intracomunitarios de más de 1.500 km o para los demás vuelos de entre 1.500 y 3.500 km.

-4 horas o más para el resto de vuelos.

Ruiz señala que si las reclamaciones no se resuelven en el plazo de un mes se puede optar por la vía judicial a través de los juzgados mercantiles de la provincia de los pasajeros y, si no existen, por los juzgados de primera instancia.