ABC

Conciliación y reconocimiento, los lazos para atar el compromiso

Saber responder a las necesidades de cada etapa de la vida laboral del empleado es clave en la gestión de los RR.HH.

Actualizado:

Tener a los empleados contentos es algo a lo que teóricamente aspiran todas las compañías. Pero resulta una tarea difícil, porque cada trabajador se encuentra en un momento diferente de su carrera y sobre todo porque no es encillo medir las sensaciones de los profesionales. Esto es lo que pretende hacer el recién presentado Barómetro de Experiencia de Empleado (BEX) en el que están por detrás el HR Center del IE Business School, y las consultoras enEvolución y Buljan & Partners Consulting. Esta herramienta quiere ayudar a las empresas a conocer y mejorar la vivencia de sus empleados para lograr mayor excelencia los objetivos de la firma.

«Queríamos visualizar la experiencia de los empleados en sus empresas», explica Pilar Rojo, profesora y directora del HR Center de IE Business School. En su opinión, los datos obtenidos son reveladores en algunos aspectos mientras que en otros corroboran datos o grados en otros indicadores. Entre los aspectos más destacados de los resultados apunta «la importancias de formar a los empleados, la necesidad de evisar los sistemas de evaluación y que el desarrollo, el reconocimiento y la conciliación son claves para el compromiso del trabajador con su empresa».

Conclusiones

Entre los datos revelados por el barómetro destaca el hecho de que el 80% de los empleados dan una nota de 5 o superior al esfuerzo que consideran que realiza su empresa para mejorar la experiencia del empleado, siendo la nota media un 6,3 sobre 10. Más del 90% de los trabajadores consideran muy importante las relaciones y las condiciones laborales y retributivas, en su experiencia como empleados. Entre los más críticos y menos satisfechos se encuentran el rol del técnico, que es el que se siente menos partícipe en la empresa. Por su parte, en el departamento de Sistemas de Información están centrados en proyectos y alejados de las decisiones de la empresa.

Las mujeres son más exigentes y dan más importancia a las iniciativas de la empresa

En cuestión de género, las mujeres son más exigentes y dan más importancia a las iniciativas de sus empresas, mientras que los hombres, especialmente de perfil senior, son el colectivo que más recomienda su empresa como un buen lugar para trabajar. La experiencia de empleado se deteriora más con la edad que con la antigüedad. Los empleados con edades comprendidas entre 20 y 35 años son exigentes y reivindicativos, y los principales detractores, Aquellos con antigüedad entre 6 y 10 años están estresados y frustrados, son los que peor se siente.

En la elaboración del informe han participado 51 empresas y 7.765 empleados que representan 13 sectores y se ha establecido un innovadora medición que «nos permite identificar mucho más claramente qué viven los empleados en su día a día, qué está pasando, a qué personas, cómo se sienten y qué es lo más importante para los trabajadores», explica Elena Méndez Díaz-Villabella, directora de enEvolución y Raquel Calleja, socia de Buljan & Partners. La idea es poder tener «buenos datos que nos ayuden a afinar la gestión de las personas. Sirve no solo para trabajar menor sino para los resultados sean mejores», añaden.

El BEX destaca la medición de 24 momentos importantes en las seis fases clave en la vida profesional de una persona dentro de una organización: búsqueda, entrada, crecimiento, consolidación, cambio y salida. A lo largo de estas fases el empleado desarrolla su potencial, vinculación y fidelización. El análisis BEX explora nuevos factores como los «gains», momentos percibidos positivamente y los «pains», momentos percibidos negativamente, así como los indicadores que influyen en los resultados y en la reputación de la empresa.