Playa de Galapinhos
Playa de Galapinhos

Claves para ahorrar durante las vacaciones

El 58% de los españoles viajará durante el verano, según los datos recopilados por la plataforma Kelisto.es

MadridActualizado:

Viajamos más, pero gastamos menos en viajar. El 58% de los españoles saldrá de vacaciones en 2017, un 9% más que el año anterior, y gastarán de media por familia 1.651 euros, un 12,5% menos que en 2016. Son algunos de los datos recopilados por la plataforma Kelisto.es, que además ofrece estos consejos para lograr ahorrar en esta época del año.

Tener en cuenta el calendario

En el momento de comprar los billetes de avión es muy importante tener en cuenta dos fechas: cuando se va a comprar el billete y cuando se va a realizar el viaje. Para adquirir los billetes de avión se recomiendan dos meses de antelación para vuelos a países europeos y hasta diez meses si viajas a Latinoamérica. Los meses de verano no son los mejores para ahorrar en transporte, mientras que enero y noviembre son los más baratos para hacerlo. Sin embargo, si debemos viajar en estas fechas, no todas las semanas son iguales, tanto para ahorrar en transporte como en alojamiento. La segunda semana de septiembre puede llegar a ser hasta un 35% más barata que la semana más cara del verano, la primera semana de agosto, a la hora de pagar un vuelo.

Anticípate a los gastos

Dedicar unos minutos a leer la letra pequeña de las aerolíneas, puede ahorrarnos algo de dinero y un disgusto en el aeropuerto. La recarga por exceso de equipaje oscila entre 50 y 150 euros. Pueden llegar a cobrarnos por llevar un bulto extra en nuestro equipaje de mano, por ejemplo un bolso. Todo dependerá de la política de la compañía, por eso conviene informarse bien.

Si viajamos en coche, la anticipación también es una ayuda para el ahorro. El precio del carburante suele subir en los periodos vacacionales, por eso conviene llenar el depósito y comparar precios. Para ahorrar combustible, además, es conveniente añadir ciertos hábitos de conducción eficiente. Teniendo nuestro vehículo en perfecto estado, no acelerar cuando arrancamos, conducir con la marcha adecuada o vigilar el peso que añadimos nos puede hacer ahorrar más del 15% de combustible.

Los parkings en los aeropuertos son otro gasto que podemos reducir si comparamos precios y buscamos algunas ofertas. Además de los aparcamientos aeroportuarios, existen parkings en hoteles cercanos con precios competitivos que suelen incluir servicios de desplazamiento a las terminales. Además, para incentivar el uso de las redes, existen ofertas en las que ahorras por reservar tu aparcamiento a través de la aplicación móvil de AENA.

Otras opciones

Alojarse en un hotel o ir al aeropuerto en coche no son las opciones más económicas. Otro tipo de alojamientos como habitaciones o apartamentos pueden resultar hasta un 57% más barato en ciudades como Londres, dependiendo, por supuesto, de las fechas. Asimismo, llegar al aeropuerto en transporte público puede ahorrar el 80% del precio de un taxi en la ciudad de Madrid.

Comunicación fuera de España

Desde el 15 de junio los ciudadanos europeos no pagan sobrecostes por las llamadas entre países de la Unión. Pasa lo mismo con la conexión a internet. Eso sí, fuera de la Eurozona la situación cambia. Se debe c onsultar las tarifas a la operadora y analizar el uso del teléfono que esperas realizar durante el viaje. Es recomendable adquirir una tarjeta SIM local y utilizarla con un teléfono libre. Además, si tenemos acceso a wifi, utilizar la mensajería instantánea puede ahorrar algo en este sentido.

Si viajamos fuera de las fronteras comunitarias, se deben desactivar manualmente los datos móviles de nuestro dispositivo para no sufrir un sobrecoste inesperado al acceder a la red del teleoperador internacional.

Salud y dinero

Los ciudadanos europeos tienen una cobertura sanitaria dentro del Espacio Económico Europeo que se materializa en la Tarjeta Sanitaria Europea que se puede solicitar gratuitamente y que funciona como una extensión de la española. Además, es recomendable revisar los seguros que ofertan las tarjetas de crédito con las que se financian los viajes. Muchos de estos plásticos incluyen seguros, pero es aconsejable leer muy bien los términos y condiciones y consultar si las necesidades del viaje y la cobertura coinciden.

Financiar las vacaciones con un préstamo personal suele salir más barato que hacerlo con un tarjeta de crédito convencional. Sin embargo, dependiendo de tu capacidad de pago se pueden conseguir ofertas al 0% TAE. Una advertencia a tener en cuenta es que los créditos «sin intereses» pueden llegar a salir mucho más caros debido a otros costes y comisiones.

A la hora de cambiar de moneda es recomendable comparar las ofertas de los bancos tradicionales, las casas de cambio y los servicios online.

Por último, la forma de pagar durante nuestra estancia puede llegar a tener cierta capacidad de ahorro si se combinan convenientemente pagos en tarjeta y en efectivo y se evita, en la medida de lo posible sacar dinero en los cajeros.