Un 77% de los españoles mantiene una casa en propiedad
Un 77% de los españoles mantiene una casa en propiedad - ABC

Casi un cuarto de la población española vive ya de alquiler

España se acerca a los niveles de las grandes economías europeas, según Eurostat

Actualizado:

España ha sido tradicionalmente un país de propietarios. Pero esa tendencia empieza a cambiar. En los últimos tres años ha habido un notable incremento del porcentaje de la población que vive de alquiler. En 2017, según las cifras de Eurostat, este indicador se situó en el 22,9%. Y, según los expertos del sector inmobiliario, lo previsible es que continúe aumentando durante los próximos años.

La tendencia se explica por el repunte de precios que han tenido los pisos en ciudades como Madrid y Barcelona desde 2015. Esto ha dificultado el acceso a la vivienda y ha empujado al alquiler a un buen porcentaje de la población. En los últimos trimestres, este aumento de la demanda también ha tenido repercusión en los precios del alquiler, que está creciendo a un ritmo de dos dígitos en las grandes ciudades. Pese a ello, el porcentaje de población que vive de alquiler aumentó siete décimas en 2017, hasta situarse en el 22,9%. En 2008, preludio de la crisis económica española, apenas un 19,8% de la población vivía de alquiler.

Este incremento está acercando a España a las grandes potencias europeas, que reflejan un porcentaje mucho más alto en este indicador. En Alemania, según Eurostat, un 48,6% de la población vivía de alquiler en 2017. Francia (35,6%), Reino Unido (35%) e Italia (27,6%) muestran tasas similares.

Por contra, en los países de Europa del Este existe todavía un gran volumen de propietarios. Solo un 3,2% de los rumanos vive de alquiler. Países como Croacia (9,5%)y Eslovaquia (9,9%) también muestran porcentajes inferiores al 10%. Mientras, la media europea se mantiene en el 30%.

En el caso de España, lo previsible es que este indicador se mantenga al alza durante los próximos ejercicios, sobre todo si se termina de producir el cambio de tendencia del Euribor.

Los expertos del sector auguran una inminente desaceleración de los precios del alquiler y de la compraventa. Pero lo previsible es que su impacto sea mayor en el arrendamiento. Y es que, según analistas y consultores inmobiliarios, en el caso del alquiler las familias tienen un presupuesto máximo que no suelen sobrepasar. Un límite que no se produce en la compraventa, ya que el impacto de su pago se puede difuminar en el tiempo mediante el crédito hipotecario. Según Eurostat, un 30% de la población española tiene una hipoteca.

El esfuerzo para pagar este tipo de préstamo, de hecho, ya está creciendo. Según el último informe de la consultora inmobiliaria Tinsa, los españoles destinan de media el 17,2% de sus ingresos familiares brutos (que no recogen el pago de impuestos) a afrontar el primer año de hipoteca. Existen importantes diferencias geográficas dentro de esta tendencia. Baleares (23,5%), Málaga (22,2%) y Barcelona (18,2%) son las provincias en las que se realiza un mayor esfuerzo financiero. En Soria, Castellón y Palencia, por contra, este indicador ronda el 12%. Pese a ello, existe una tendencia generalizada al alza. Y en ciudades como Madrid y Barcelona el esfuerzo financiero para pagar la hipoteca «está alcanzando cotas muy elevadas», según el director del servicio de Estudios de la consultora, Rafael Gil.

El cambio de tendencia que está experimentando el Euribor provocará, previsiblemente, un incremento de este esfuerzo financiero. Y esto provocará que más familias opten por el alquiler, que también se ha visto favorecido en los últimos años por un cambio cultural de la sociedad española.