Pablo Iglesias exigió en el segundo debate electoral que «Cabify o Uber paguen impuestos aquí»
Pablo Iglesias exigió en el segundo debate electoral que «Cabify o Uber paguen impuestos aquí» - EP

Cabify replica a Iglesias que paga todos sus impuestos en España y le invita a visitar su sede

La plataforma pide «evitar declaraciones que no se ajusten a la relidad» y advierte que manifestaciones como las del candidato a la presidencia de Unidas Podemos ponen en cuestión el ecosistema emprendedor español

MadridActualizado:

Las declaraciones del candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en las que volvió a proponer subidas de impuestos a grandes empresas y exigió que «Cabify o Uber paguen impuestos aquí» han tenido ya una respuesta. En concreto, desde Cabify, han puntualizado al líder morado que la compañía paga todos sus impuestos en España e invitado a conocer su sede en Madrid.

En un comunicado, Cabify ha exigido «evitar declaraciones que no se ajusten a la relidad de una empresa que es un referente en el ecosistema emprendedor español» y apuntado que manifestaciones como las de Iglesias hacen que se cuestione el emprendimiento español, «y su imprescindible aportación a la sostenibilidad de la economía nacional».

Por este motivo, ha extendido a Pablo Iglesias una invitación para conocer su sede corporativa que le permita conocer «de primera mano y con total transparencia» la labor de Cabify. En este sentido, ha lamentado que otros dirigentes de la formación morada no lo hayan aprovechado.

Mientras el líder morado hablaba de «una cuestión de respeto», Cabify en un comunicado ha replicado que «cumple al 100% con sus obligaciones fiscales en España y paga el 100% de los impuestos que genera su actividad». Puesto en cifras, Cabify ha estimado en 40 millones de euros durante 2018, la aportación a las arcas públicas de la actividad generada por la plataforma y, a título individual, en impuestos (IVA, IRPF) o cotizaciones Cabify habría abonado 8 millones de euros.

En este sentido, la firma española ha negado que tenga «estructuras fiscales a las que derive ninguno de los ingresos generados por su actividad en España». Además, ha apuntado que la propiedad intelectual de su tecnología está registrada en nuestro país