Imagen de archivo del ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa
Imagen de archivo del ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa - ÓSCAR DEL POZO

Blesa y Barcoj no aclaran los sobresueldos de Caja Madrid

Los dos exdirectivos se contradicen sobre una de las partidas investigadas por la Justicia

LUIS P. ARECHEDERRA
MADRIDActualizado:

Miguel Blesa, el expresidente de Caja Madrid, e Ildefonso Sánchez Barcoj, ex director financiero de la entidad, no han sabido explicar con claridad este miércoles ante la juez un cúmulo de retribuciones que la Fiscalía Anticorrupción considera irregulares y perjudiciales para la caja. Ambos exdirectivos se han llegado incluso a contradecir a la hora de explicar por qué se elevó un 16% (de media) la retribución fija de los miembros del comité de dirección de la entidad financiera.

Ese aumento en la retribución fija, que llegó a suponer un 26% más para alguno de los directivos, se basó en la masa salarial del comité de dirección del año 2007, cuando había diez miembros. En 2008, cuando se consumó la subida del sueldo, el porcentaje de aumento se mantuvo igual a pesar de que entonces había una persona menos en el comité.

Según Miguel Blesa, la masa salarial no se rebajó, a pesar de contar con una persona menos, porque hubo una reordenación de funciones, según han informado fuentes jurídicas presentas en la declaración. Sánchez Barcoj, sin embargo, ha asegurado que el trabajo de cada uno de los miembros, que discutieron sobre por qué unos cobraban más que otros, era el mismo. La juez y la Fiscalía han cuestionado a ambos sobre todas las partidas investigadas, diferentes subidas de sueldos.

El expresidente de Caja Madrid y el ex director financiero de la entidad han declarado este miércoles como investigados (el clásico imputado) por los sobresueldos irregulares que cobraron en la caja, una supuesta irregularidad destapada por el Frob, el organismo público que gestiona la reestructuración del sistema bancario. El Frob, quien alertó a la Fiscalía Anticorrupción, cifró el perjuicio de los sobresueldos en la caja en 14,8 millones.

El expresidente de Caja Madrid declaró durante algo más de una hora y media ante la juez de instrucción número 45 de Madrid, entre extraordinarias medidas de seguridad. Varios policías, algunos antidisturbios, custodiaban la puerta de la sala, que abandonaron cuando Blesa finalizó su comparecencia, pasadas las once y media de la mañana. Ningún agente vigiló mientras declaraba Sánchez Barcoj.

Esta causa, un caso más de los que acumula Blesa, investiga si antiguos altos directivos de Caja Madrid cobraron un dinero indebido a través de cuatro fórmulas: subidas salariales sin justificación, retribuciones variables sin relación alguna con los objetivos, planes de pensiones opacos a Hacienda e indemnizaciones excesivos por despidos. Algunas de estas retribuciones se aprobaron además sin pasar por el control de los órganos de gobierno de la caja.

El Ministerio Público considera que estas irregularidades perjudicaron a Caja Madrid al causarla un agujero económico más. Blesa y Sánchez Barcoj ya están siendo investigados por las llamadas tarjetas opacas, con las que 83 ex altos cargos de Caja Madrid y Bankia derrocharon 15,5 millones de euros de espaldas a Hacienda, sin control y para gastos personales, sin relación con sus funciones.