Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra
Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra - REUTERS

El Banco de Inglaterra sube los tipos por segunda vez en 10 años y los deja en máximos desde 2009

El comité de Política Monetario de la entidad emisora sube los tipos de interés del 0,5% al 0,75%, lo que los expertos atribuyen a una mejor en los índices económicos, gracias a una fuerte creación de empleo

LondresActualizado:

El Banco de Inglaterra ha anunciado este jueves una subida de los tipos de interés del 0,5% al 0,75 %, el segundo incremento desde la crisis financiera de hace casi diez años. En concreto, el comité de Política Monetaria del banco emisor inglés (MPC, siglas en inglés), integrado por nueve miembros, ha decidido de forma unánime elalza al término de una reunión de dos días y sitúa el precio de dinero en su nivel más alto desde marzo de 2009.

El pasado noviembre, el banco había subido los tipos al 0,5% tras mantenerlos en el nivel histórico del 0,25 % desde 2009. La entidad ha mantenido su pronóstico del crecimiento del Reino Unido en el 1,4% para 2018, pero lo ha aumentado al 1,8 % para el correspondiente a 2019, cuando el país saldrá de la Unión Europea (UE).

El banco emisor inglés había mantenido sin cambios los tipos por la debilidad de la economía británica a causa del frío por la llegada de la llamada «Bestia del Este», la corriente de Siberia que frenó el crecimiento en los primeros meses del año.

Aumento del crecimiento

En el primer trimestre, la economía del Reino Unido ha crecido apenas el 0,2%, pero los economistas esperan que las cifras correspondientesal segundo -de abril a junio- muestren una expansión de la economía del país del 0,4%.

De acuerdo con los expertos, el incremento de hoy ha respondido a una mejor situación de los índices económicos, por un sólido crecimiento del empleo y un fuerte gasto del consumidor.

Los economistas han considerado que el gobernador del Banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney, busca tomar pasos hacia una normalización del nivel de los tipos de interés. El bajo nivel del precio del dinero ha ayudado en la última década a los hogares con hipotecas, pero ha afectado a los ciudadanos con cuentas de ahorro.

La inflación interanual británica ha subido el 2,4% en junio, ligeramente por debajo del 2,5% que esperaba el banco inglés, mientras que la tasa de desempleo se sitúa en el 4,2%. Los expertos han seguido con atención las medidas de banco ante la incertidumbre sobre el «Brexit» o la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), que se concretará en marzo de 2019.