El ministro de Economía, Román Escolano, a su llegado al Congreso de los Diputados
El ministro de Economía, Román Escolano, a su llegado al Congreso de los Diputados - JAIME GARCÍA

El Congreso no ve tachas a Hernández de Cos, pero critica el proceso de elección del gobernador

El PSOE reprocha al Gobierno que haya presentado un candidato a dirigir el Banco de España sin consenso y antes de la moción de censura

MADRIDActualizado:

El Gobierno ha defendido este martes ante el Congreso de los Diputados la candidatura de Pablo Hernández de Cos para sustituir a Luis María Linde como gobernador del Banco de España. La basta formación técnica, experiencia internacional y prestigio del actual director de Economía y Estadística de la institución ha hecho que ningún partido político haya puesto tachas a la idoneidad de su perfil para el puesto. El ministro de Economía, Román Escolano, ha resaltado además la independencia política del candidato, consciente de que su nombramiento se ha hecho sin el tradicional consenso con el principal partido de la oposición, el PSOE, y que el resto de grupos reclamaban un cambio en el proceso de selección.

Quizá por eso, por la dificultad de poner tachas al perfil de Hernández de Cos, PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos han centrado en debate en reprochar al Ejecutivo el proceso de designación. "Nos parece insensato que el Gobierno realice una propuesta de candidato a gobernador a 48 horas del debate de una moción de censura contra el Ejecutivo. Es irresponsable", ha dicho el diputado socialista Pedro Saura,para quien se debería haber esperado a la próxima semana "dado que los plazos lo permiten". Algo que Escolano ha negado durante su comparecencia ante la comisión de Economía, recordando el calendario de reuniones del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), en el que ahora se sentará De Cos, y argumentando la necesidad de trasladar a Europa una imagen de normalidad pese a la crisis política desatada por la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Saura ha defendido que el PSOE era partidario de modificar el sistema de nombramiento del gobernador y subgobernador, que históricamente se ha hecho por consenso entre el Gobierno y el principal partido de la oposición. A pesar de que el grupo parlamentario socialista ya se había sentado a negociar los nombramientos con el PP, Saura ha matizado que lo único que el PSOE aceptó hablar eran las características que debían reunir los candidatos: independencia de los partidos, prestigio profesional y técnico, amplitud de miras y experiencia en el manejo de la política monetaria y macroeconómica, reconocida autoridad internacional y empuje reformista. "Hernández de Cos cumple algunos de esos requisitos, pero no todos", ha dicho el diputado socialista, apuntando a su falta de experiencia en toma de decision de calado y el hecho de que su ascendencia en el Banco de España sea un freno a ese reformismo que necesita la organización.

Ciudadanos, que decidió no participar en esas conversaciones por no estar de acuerdo con el sistema de nombramiento, ha aprovechado la ocasión para reprochar al Gobierno que no haya sacado adelante su propuesta de ley de nombramientos por el cual el gobernador sería también designado por un proceso de concurso público. Varios parlamentarios han puesto incluso como ejemplo el caso de Reino Unido, donde el actual presidente del Banco de Inglaterra, Mark Carney, es un irlandés-canadiense que previamente había sido gobernador del Banco de Canadá que fue fichado en un proceso abierto de selección.

"El abuso y la colonización de las instituciones por el bipartidismo ha contribuido a degradar esta y otras instituciones", ha denunciado el diputado de Ciudadanos Antonio Roldán. Crítica que Escolano ha rechazo de pleno y ha explicado que el proceso de elección de Hernández de Cos es comparable al de otros países como Alemania, Francia, Italia y Holanda. Es más, el ministro de Economía ha defendido que los criterios de selección habían sido compartidos con todos los grupos parlamentarios. El diputado de Unidos Podemos Alberto Montero ha lamentado que se haya desperdiciado la ocasión para designar a una mujer como gobernadora por primera ver en la historia de la institución.

Es impecable. Su currículo es brillante. Es competente, conoce bien la casa y los mecanismos europeos. Son algunos de los halagos con que los grupos parlamentarios han descrito la candidatura de Hernández de Cos, un técnico de 47 años con carrera en el propio Banco de España que a partir del próximo 11 de junio y durante los próximos seis años dirigirá la institución. "Carece cualquier tipo de adscripción política y esto garantiza que actúe con independencia y plena autonomía. Es un excelente candidato al puesto tanto por sus elevadas capacidades técnicas, sus méritos y requisitos profesionales y su prestigio y experiencia internacional", ha dicho Escolano, que ha explicado que con esto se trata no solo de cumplir con un mandato legal, sino que "sin estas cualidades en estos días un gobernador no podría desempeñar con eficacia el difícil papel que está llamado a ejercer".