La banca, molesta con la auditoría «extra» que Guindos encargará a tres consultoras

Las entidades recuerdan que la regulación del Banco de España ya dice cómo estimar el riesgo y provisionar los créditos y creen que firmas extranjeras no harán una mejor valoración

M. VELOSO
MADRID Actualizado:

La banca acepta a regañadientes el test de estrés al que será sometida por las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger. No deparará grandes sorpresas, pronostican tanto desde el sector como desde el Ministerio de Economía. Sin embargo, las entidades del país rechazan el examen exhaustivo de sus carteras crediticias que el gabinete de Luis de Guindos encargará a otras tres auditoras para tratar de aflorar la posible morosidad oculta. Bancos y cajas recuerdan al Gobierno que sus carteras crediticias ya están valoradas y cubiertas frente a insolvencias según la normativa del Banco de España.

Economía avanzó ayer que antes de final de mayo contratará a otras tres firmas para que hagan, de forma adicional a ese test de estrés, «un trabajo de campo sobre la calidad de los procedimientos de reconocimiento y dotación de provisiones por insolvencia en la contabilidad de los grupos bancarios españoles». Este análisis, según el Ejecutivo, llevará más tiempo porque examinará entidad por entidad y por lo tanto sus resultados no estarán listos hasta dentro de unos meses, previsiblemente octubre o noviembre.

Morosidad al alza

El objetivo de Moncloa es despejar las dudas de los inversores sobre la calidad crediticia y la solvencia de las entidades financieras españolas. En este sentido, los grandes bancos de inversión recuerdan que cada vez que se produce la nacionalización de una entidad suelen aparecer agujero hasta entonces ocultos. Ayer mismo, la agencia de «arting» Fitch pronosticó que la intervención de BFA-Bankia, así como las exigencias de la reforma financiera, harán repuntar la morosidad, ahora en el 8,36% de los préstamos, cada vez más cerca del máximo histórico del 9,15%, registrado en febrero de 1994.

Sin embargo, desde varias entidades del país consultadas por ABC recuerdan que la actual normativa contable y de riesgos del supervisor es a la que se ajustan para estimar los riesgos que asumen y las provisiones que realizan.

Imposición de Bruselas

«Lo que no sepan los técnicos del Banco de España me parece que estos señores no lo van a ver en un mes», ha avisado hoy en una entrevista a Onda Cero el ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Blas Calzada, quien describe que con esta decisión el Gobierno ha sugerido una «mala intención» por parte de los técnicos del supervisor en la que él no cree. «Es una gran supervisor», ha dicho.

«Es una humillación para el país, las instituciones y la regulación española», señalan a este diario desde un banco. En este sentido, en el sector dan por hecho que este auditoría adicional, así como la primera que llevarán a cabo las consultoras alemana y estadounidense, ha venido impuesta desde Bruselas.

Economía todavía no ha seleccionado a las tres firmas que realizarán esa segunda valoración, pero se prevé que siga los mismos criterios que para la elección de Oliver Wyman y Roland Berger: que sean extranjeras, privadas e independientes.