La compañía ha estimado unos ingresos consolidados de 4.244 millones de euros este año
La compañía ha estimado unos ingresos consolidados de 4.244 millones de euros este año - EFE

AENA prevé un frenazo del tráfico aéreo por el Brexit y la desaceleración del turismo

El gestor aeroportuario, que mantiene los planes de ofrecer un 80% de dividendos este año y el que viene, se desploma un 4,74% en Bolsa tras presentar su plan estratégico

MadridActualizado:

La incertidumbre generada por el Brexit y la desaceleración del turismo lastra ya las previsiones de AENA. La empresa pública recoge en su plan estratégico 2018-2021 que el tráfico aéreo de sus aeropuertos crecerá un 2% el año que viene. Menos de la mitad de lo que lo hará este año (5,5%). Una desaceleración que ha sido penalizada por el mercado: la compañía ha caído este miércoles un 4,74% en Bolsa.

Esta moderación del tráfico impactará en los beneficios de la compañía. Las previsiones emitidas este miércoles, de hecho, se han situado por debajo de lo esperado por los inversores. Según el documento remitido esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el gestor aeroportuario prevé ganar 1.272 millones de euros este año y 1.311 millones el año que viene. Se esperaban unas ganancias de 1.318 millones para este año y 1.311 millones para el que viene. El ebitda, por su parte, se situará en 2.584 millones de euros este año y en 2.588 millones de euros en 2019, con un alza anual del 1,4%.

Respecto al dividendo, el gestor aeroportuario mantiene los planes de ofrecer un 80% de «pay out» para este ejercicio, lo que supone que la retribución de los accionistas superará los 1.000 millones este año. El 51% de esta cuantía irá a parar al Estado, accionista de referencia en la compañía.

Más allá de la situación financiera, el plan estratégico recoge la intención de AENA de crecer en el ámbito internacional, impulsar nuevas líneas de negocio y consolidar el desarrollo inmobiliario de aeropuertos como Adolfo Suárez-Madrid Barajas y Barcelona-El Prat. Unos macroproyectos que, según ha reconocido el propio presidente de la compañía, Maurici Lucena, este miércoles, serán «los más importantes del sector inmobiliario español durante los próximos 20 años».

Lucena ha apuntado que a principios de 2019 la compañía escogerá los socios industriales con los que desarrollará estos proyectos. Además, ha recordado que estos planes inmobiliarios también contemplan el desarrollo de centros logísticos, hoteles y oficinas en las inmediaciones de los dos aeródromos. En este sentido, el presidente de AENA también ha apuntado que varias compañías han trasmitido al gestor aeroportuario su intención de trasladar su sede social a estas localizaciones en el futuro.

Impulso al «duty free»

Respecto a la expansión internacional de la compañía, AENA recoge en su plan estratégico la posibilidad de realizar adquisiciones en Europa, Asia e Iberoamérica. En este sentido, desde la compañía reconocen que observan con atención la nueva ronda de privatizaciones de Brasil, la opción de extender las propuestas en Cartagena y Cali y la compra del aeropuerto de Sofía. «Siempre que existan oportunidades rentables las estudiaremos», ha explicado el responsable financiero de la compañía, José Leo.

Por último, el gestor tiene previsto rediseñar los espacios comerciales de los aeropuertos. Entre 2018 y 2019 la emrpesa prevé que sus ingresos consolidados comerciales crezcan un 6,5%, los ingresos inmobiliarios lo hagan en un 5,7% y el negocio internacional aumente un 5,9% su facturación. En este sentido, AENA tiene previsto relanzar el «duty free» e impulsar la restauración y las tiendas.

«AENA es una gran compañía con una sólida posición competitiva y financiera. Es una compañía que desarrollará su actividad en un contexto con claras corrientes favorables y cuenta con los mimbres adecuados para aprovechar las oportunidades que este entorno ofrece», ha señalado este miércoles Lucena.

El gestor aeroportuario también ha hecho referencia a las tasas aeroportuarias, señalando que si bien este año se congelarán, el año que viene volverán a caer. El objetivo es alcanzar una disminución de estas tarifas («las más competitivas del mercado» para Lucena) del 11% entre 2017 y 2021.

Sobre los desafíos que tiene el gestor aeroportuario, el presidente de la compañía ha confiado en que el Brexit, «que es un foco de preocupación para la empresa», desemboque en una solución «satisfactoria para ambas partes». Además, ha descartado la posibilidad de que las aerolíneas pierdan su licencia para volar desde o hacia el Reino Unido tras concretarse su salida de la Unión Europea.