abc

Así será el nuevo etiquetado obligatorio para los equipos de calefacción de nuestro hogar

A partir del próximo 26 de septiembre se aplica en España una directiva europea para incrementar la eficiencia energética de los sistemas generadores de calor

Actualizado:

A partir del próximo 26 de septiembre se aplica en España la Directiva europea ERP que obliga a que equipos generadores de calor incluyan una etiqueta de eficiencia con calificaciones. El director de Ventas de Bosch Termotecnia en España, Vicente Gallardo, explica cómo afectará esta medida a los consumidores y vendedores.

¿Habrá que cambiar con la nueva normativa los sistemas de calefacción de nuestro hogar?

No, el usuario que tenga una caldera que no cumpla la ErP puede seguir con ella sin ninguna fecha límite, hasta el momento que decida reponerla por una nueva. Por tanto, la medida no tendrá carácter retroactivo. En cualquier caso, siempre es recomendable sustituir un equipo por otro de mejores prestaciones que proporcione un mayor ahorro y una menor cantidad de emisiones contaminantes.

¿A qué equipos afectará la aplicación de la directiva?

A sistemas generadores de calor como calentadores, acumuladores, sistemas de calefacción y termos eléctricos, entre otros. Los equipos de aire acondicionado ya introdujeron el etiquetado en 2013.

¿Qué implica para el consumidor?

Tiene ventajas evidentes por el ahorro y la ampliación de la información relativa al producto. La calificación energética se mostrará a través de una etiqueta, indicando qué productos son más eficientes. Por ejemplo, a nivel general, las calderas de condensación más eficientes cumplirán el requisito de eficiencia necesario para obtener la calificación energética 'A'. En los sistemas de producción de agua caliente se dará también información adicional sobre la capacidad de producción de agua caliente a través del establecimiento de unas tallas, equivalentes a las de la ropa (S, M, L, etc.).

¿Y para fabricantes y vendedores?

Los fabricantes tendrán que producir equipos conformes a esta directiva, y proporcionar la calificación energética y la etiqueta correspondiente. Los distribuidores deberán mostrar en la tienda la etiqueta energética de cada uno de ellos

¿Qué ahorro se calcula que se producirá con la medida?

El ahorro que propician las calderas de condensación puede llegar a alcanzar el 30%. En consecuencia, bajarán los costes por consumo de combustible y agua caliente en función del equipo elegido. Además, supone un importante “ahorro” en las emisiones al medio ambiente.