El atentado de Susa del 26 de junio ha alejado a los turistas del país
El atentado de Susa del 26 de junio ha alejado a los turistas del país - EFE

La llegada de turistas a Túnez cae casi un 60%

El atentado de Susa del 26 de junio ha alejado a los turistas del país, lo que supone un auténtica catástrofe para la economía

Actualizado:

Las llegadas de turistas a Túnez han sufrido un descenso del 57,7% en los primeros diez días de julio con respecto a estas mismas fechas en 2014, según ha informado el Ministerio de Turismo.

Según los datos publicados en su página web, el número de turistas no ha llegado a los 74.975, lo que supone además un descenso del 74,8% respecto a 2010, el año anterior a la revolución contra Zine el Abidine ben Alí, tal y como ha recogido la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.

La ministra de Turismo de Túnez, Salma Ellumi, anunció a finales de junio un paquete de medidas excepcionales para el sector turístico con el objetivo de potenciar o recuperar la situación durante esta temporada. El anuncio de las medidas excepcionales se produjo pocos días después de que un hombre matara a 39 personas, la mayoría de ellas turistas británicos, en la playa del hotel Riu Imperial Marhaba de Susa, un ataque que fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico.

Desde el atentado del 26 de junio miles de turistas han salido del país, un duro golpe para el sector turístico, uno de los más potentes de la economía tunecina. El Ministerio de Turismo calificó el ataque de Susa como una catástrofe para el sector, que representa alrededor del 7% del Producto Interior Bruto (PIB) del país.

El ataque en la playa turística de Susa se produjo semanas después del asalto al Museo del Bardo, en marzo, en los que han sido dos de los peores atentados en la historia moderna de Túnez.