Banco Santander gana 1.717 millones, un 32% más, por los mayores ingresos y el efecto del tipo de cambio

En España, el saldo de crédito sube un 1,3% en un año, pero baja el 0,8% respecto a diciembre.

Actualizado:

El Banco Santander obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio de 1.717 millones de euros, un 32% más que en igual periodo del año pasado beneficiándose del efecto del tipo de cambio por la depreciación del euro. Sin ese impacto, el beneficio crece un 22%. En España, el beneficio logrado entre enero y marzo ascendió a 357 millones, con un incremento del 42% respecto a igual periodo del año pasado. La principal palanca de la mejora del beneficio en España ha sido la reducción de las provisiones, que caen un 28% gracias a la mejora de la calidad crediticia en buena medida por la mejor evolución de la economía española.

Los ingresos en España han caído un 1,5% en términos interanuales debido al entorno de bajos tipos de interés y la mayor competencia en el mercado para dar créditos y captar clientes. Sin embargo, suben un 4,4% respecto a diciembre de 2014 y en el conjunto del grupo Santander los ingresos básicos crecen un 13%, dos puntos porcentuales más que el incremento de costes, que fue del 11%. El margen neto (ingresos menos costes) mejora un 10,2% respecto al primer trimestre del año pasado, aunque en España esa mejora se queda en sólo el 1,6%.

La entidad que preside Ana Botín presenta un aumento en su cartera de créditos del 14,4% respecto a marzo de 2014 (7% sin el efecto del tipo de cambio). Eso supone que el crédito bruto ha aumentado en algo más de 100.000 millones de euros en un año cerrando a marzo de este año con un saldo crediticio de 813.260 millones de euros. Botín señala en un comunicado que “el fuerte aumento del crédito refleja el compromiso del banco con sus clientes” y recuerda que en la ampliación de capital realizada en enero anunciaron que la dedicarían a aprovechar las oportunidades de crecimiento orgánico.

No obstante, aunque el crédito aumenta en todos los mercados, excepto en Portugal, no lo hace de forma homogénea. En España, el saldo de crédito bruto crece un 1,3% sobre marzo de 2014, lo que le diferencia de otras entidades que siguen reflejando descensos en el saldo, pero respecto a diciembre del año pasado, esa cartera de créditos registra un descenso del 0,8%. Según el banco, la nueva producción de créditos a particulares sube un 36% y a empresas un 24%. En España, el conjunto de la cartera de créditos asciende a 161.023 millones de euros.

También los depósitos de clientes y fondos de inversión experimentan una evolución positiva con aumentos interanuales del 6,8% en España y del 14% en el conjunto de países donde está presente el Santander.

Las entradas en mora se han reducido alrededor de un 20% en los tres primeros meses del año. El total de morosos y dudosos se leva a 41.919 millones de euros, un 1% menos que en marzo del año pasado. La tasa de mora del grupo se sitúa en el 4,85%. También en esto se refleja la dura crisis soportada en España, donde la tasa de mora está en el 7,25%. Sin embargo, el dato positivo es que el saldo de morosos ha disminuido ligeramente en el primer trimestre porque las entradas de préstamos morosos han sido inferiores a las salidas.