El ministro de Economía español, Luis de Guindos, en una foto de archivo junto a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde
El ministro de Economía español, Luis de Guindos, en una foto de archivo junto a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde - reuters

El Gobierno cree que España batirá la previsión del FMI y crecerá más del 2%

El organismo internacional mejoró ayer sus estimaciones para nuestro país y lo situó a la cabeza del crecimiento de la zona euro este año y el próximo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El FMI presentó en la madrugada de ayer en Pekín sus nuevas previsiones para la economía mundial. Pese a que la caída del precio del petróleo supondrá un estímulo para el crecimiento, este se verá ampliamente superado por otros factores negativos, c omo la menor inversión de muchas economías avanzadas y la ralentización de los países emergentes. De ahí que el Fondo haya rebajado tres décimas su previsión de crecimiento mundial hasta el 3,5% este año y el 3,75% el próximo. En este escenario, entre las grandes economías del mundo el FMI solo mejora sus previsiones para dos: Estados Unidos y España.

El organismo que dirige la francesa Christine Lagarde calcula que la economía española crecerá en este ejercicio un 2%, frente al 1,7% que había calculado hace dos meses; mientras que para 2016 mantiene su previsión de un avance del PIB del 1,8%. De este modo, España se situaría a la cabeza del crecimiento de los grandes países del euro, ya que frente al 2% que avanzará España, Alemania solo crecerá un 1,3%, Francia, un 0,9%, e Italia un 0,4%. El conjunto de la zona euro, por su parte, avanzará un 1,2% en 2015 y un 1,4% en 2016, también por debajo de lo esperado para nuestro país.

En la presentación de estas cifras el economista jefe del Fondo, Olivier Blanchard, aseguró en Pekín que España «ha hecho cosas bien» y que «tendrá un gran crecimiento para el estándar de la zona euro», aunque alertó de la alta tasa de desempleo y del auge del populismo.

«El desempleo es todavía muy elevado y en España, como en otros países, está llegando al auge de partidos que incluso no quieren ser parte del euro, que tienen posturas populistas... Y eso es algo de lo que nos tenemos que preocupar», aseguró .

«Están ocurriendo cosas buenas en España» y justificó la revisión al alza de estas cifras en el mayor optimismo, que se traduce en un mayor consumo manteniendo la demanda relativamente fuerte; el aumento de la productividad, los recortes salariales o el mejor comportamiento de las exportaciones.

En situaciones como esta, auguró Blanchard, la mayor confianza llevará a que siga aumentando el consumo y la inversión.

A pesar de esta nota positiva, el economista jefe del FMI quiso recordar el persistente problema del desempleo, que «aún sigue muy por encima del 20%», por lo que consideró que «aún queda mucho camino por delante».

OIT: paro por encima del 21%

Al desempleo se refirió también la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que presentó ayer un informe según el cual la tasa de paro en nuestro país, aunque se reducirá, seguirá por encima del 21% hasta 2019.

En España, tanto el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, como la titular de Empleo, Fátima Báñez, vaticinaron ayer que las cifras económicas de nuestro país batirán las previsiones de los organismos internacionales. Según Montoro, la economía española crecerá por encima del 2% este año, aunque esta es la estimación que el Ejecutivo ha incluido en los Presupuestos. Como avanzó ABC, ya hay servicios de estudios de nuestros país, como el del Instituto de Estudios Económicos (IEE) o el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), que auguran avances superiores al 2,5%.

Fátima Báñez, la ministra de Empleo y Seguridad Social, también se mostró ayer convencida de que España «va a ganar mes a mes, año a año», las previsiones de organismos oficiales como la Organización Internacional del Trabajo. «Seguiremos venciendo con datos reales a las cifras oficiales», apuntó ayer en Vigo. Recordó que el FMI ha revisado al alza las previsiones de crecimiento económico para España por sexta vez consecutiva, como también que en enero de 2014 «todos los organismos internacionales» decían que España crecería al 0,7%, y «como mucho», se crearían 200.000 empleos. «La realidad ha sido bien distinta» y recordó que el PIB español ha crecido un 1,4% en 2014 y se crearon más de 400.000 empleos.

Desde el PSOE, Pedro Sánchez apuntó que las cifras del Fondo Monetario son buenos datos, pero «se deben a factores ajenos a la gestión del PP». Y para UGT, las previsiones del Fondo Monetario «carecen de credibilidad» ya que, en su opinión, la mejora la estimación para la economía española en 2015 «está condicionadas ideológicamente».

Quienes volvieron a dar ayer su respaldo a España fueron los inversores. El Tesoro captó en un solo día la cifra récord de 14.000 millones de euros, gracias a una nueva emisión sindicada de deuda a diez años, que le ha reportado 9.000 millones, y una subasta de letras a seis y doce meses con la que ha conseguido unos 5.000 millones.

A través de la operación sindicada con la que un grupo de bancos coloca directamente la deuda entre grandes inversores aunque sea a un coste ligeramente superior, el Tesoro ha puesto en el mercado un nuevo bono a diez años, con vencimiento el 30 de abril de 2025 y un cupón del 1,60%, el mínimo histórico. La rentabilidad se ha situado en el 1,656%, equivalente a 92 puntos básicos por encima del «mid swap», la referencia para las emisiones a plazo fijo, lo que supone 114 puntos básicos menos que en la última sindicación, con vencimiento en octubre de 2024.