Lucía bretón

Las ciudades europeas en las que actúa Uber

La compañía trabaja en 24 municipios de la Unión Europea, repartidos entre 13 países

Actualizado:

Uber, la aplicación móvil que está poniendo en pie de guerra a los taxistas de todo el mundo, tiene una importante presencia a nivel europeo. En concreto, actualmente trabajan en 13 países de la Unión Europea, un total de 24 ciudades repartidas por todo el territorio. En este sentido, destaca Alemania, en donde la compañía se ha establecido en cinco municipios, un 21% del total: Berlín, Düsseldorf, Fráncfort, Hamburgo y Múnich.

El segundo país en el que Uber tiene más presencia es Francia. Los cuatro municipios en las que actúa son Costa Azul, Lille, Lyon y París.

El 33% de las ciudades en donde trabaja la compañía pertenece a otros cuatro países. Es el caso de Holanda (Amsterdam, Rotterdam), Inglaterra (Londres, Manchester), Suecia (Gotemburgo, Estocolmo) e Italia (Milán y Roma).

Por último, hay siete países en los que Uber tiene presencia en una de sus ciudades. En este caso aparece España, en donde la empresa de San Francisco opera en Barcelona. Los demás países son Bélgica (Bruselas), Irlanda (Dublín), República Checa (Praga), Polonia (Varsovia), Suiza (Zúrich) y Austria (Viena).

Legal o ilegal dependiendo del país

Hasta el momento muy pocos países se han pronunciado acerca de la legalidad o ilegaildad de Uber. El único que lo ha considerado legal es el Reino Unido, en donde la aplicación puede utilizarse en todo el territorio. En este caso, los taxistas de Londres no exigieron la prohibición del uso de la app, sino su regulación.

Antes de su prohibición en todo el territorio alemán, Uber ya había sido vetada en las ciuades germanas de Berlín y Hamburgo, en donde amenazaron con multas de hasta 25.000 euros por el uso del servicio.

En el caso de Francia, todo parece indicar que tarde o temprano se acabará ilegalizando el uso de este tipo de aplicaciones. Primero, el Gobierno francés obligó a estas empresas a esperar 15 minutos antes de poder recoger a sus pasajeros, el doble de lo establecido para los taxistas. Sin embargo, poco después fue abolida por ser ineficaz. Actualmente están preparando un nuevo borrador que impedirá el uso de este tipo de plataformas en todo el territorio galo.

Bélgica fue el primer país en prohibir totalmente en todo su territorio el uso de Uber. El país belga sentenció que los vehículos no poseían los permisos necesarios para el transporte de pasajeros, ni seguro para este fin. También alegó la falta de control sobre los conductores y el respeto a los derechos de los taxistas.