Fotografía fechada el 16 de junio de 2014 en la que aparece la directora del Fondo Monetario Internacional
Fotografía fechada el 16 de junio de 2014 en la que aparece la directora del Fondo Monetario Internacional - efe

El FMI respalda a Christine Lagarde pese a su imputación

La directora del Fondo Monetario Internacional se ha visto salpicada por el llamado «caso Tapie» que investiga la vinculación del magnate galo con el ex presidente Nicolas Sarkozy

Actualizado:

El Consejo Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha expresado su confianza en su directora gerente, Christine Lagarde, a pesar de la investigación que la magistratura francesa ha iniciado en su contra por negligencia política.

«El Consejo Ejecutivo ha sido informado sobre los últimos acontecimientos relacionados con este asunto y continúa expresando su confianza en la capacidad de la directora gerente para cumplir efectivamente sus obligaciones», ha dicho en un comunicado.

Sería improcedente pronunciarse sobre una causa actualmente abierta en el sistema judicial francés «Como hemos señalado anteriormente, sería improcedente pronunciarse sobre una causa actualmente abierta en el sistema judicial francés», indicó el máximo órgano decisorio de la institución financiera internacional.

El FMI ha rehusado hacer más declaraciones al respecto, argumentado que «no sería apropiado realizar comentarios sobre un caso que está siendo investigado, antes de que lo haga el Poder Judicial de Francia».

La directora gerente regresó el miércoles a Washington después de declarar en París el martes ante la Corte de Justicia de la República, instancia habilitada para juzgar a los ministros por delitos cometidos durante su gestión en el Gobierno, que ya ha interrogado a la exministra en cuatro ocasiones. Lagarde aseguró su intención de apelar la decisión del tribunal, que consideró como «infundada».

Anteriormente, el pasado 28 de mayo, el FMI emitió una primera nota de respaldo a Lagarde tras anunciarse una decisión previa del Tribunal de Justicia de la República de no imputarla en este mismo caso y de declararla únicamente como «testigo asistido».

La ex ministra de Finanzas se ha visto salpicada por el llamado «caso Tapie» que investiga la vinculación del magnate galo con el ex presidente Nicolas Sarkozy, a quien prestó apoyo en las dos últimas elecciones.

Bernard Tapie logró a raíz de un polémico arbitraje celebrado en 2008, cuando Lagarde era minsitra de Finanzas, una compensación de 403 millones de euros para resolver la disputa abierta con Credit Lyonnais, entidad entonces controlada por el Estado.