El 25% de las pymes españolas consideran el acceso a la financiación su principal problema

Respecto a la voluntad de los bancos de conceder préstamos, todos los países salvo Alemania (6%) informaron de un deterioro

Actualizado:

Un 25% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas considera el acceso a la financiación como su principal problema, según la encuesta realizada por el Banco Central Europeo (BCE) sobre el acceso a la financiación de las pymes, que constata "significativas" diferencias entre los diferentes Estados miembros de la eurozona.

"La encuesta sugiere que las condiciones de financiación de las pymes en la zona del euro siguen variando significativamente de un país a otro y que, en general, son más desfavorables que las de las empresas más grandes", afirma la institución presidida por Mario Draghi.

En el conjunto de la eurozona, encontrar clientes es la principal preocupación para el 27% de las pymes, sin cambios respecto a hace seis meses, mientras que el acceso a la financiación es la mayor para un 16%, frente al 18% que reflejaba la encuesta anterior, aunque el BCE incide en que existe una "amplia divergencia de países".

En concreto, el acceso a la financiación es el principal problema para el 38% de las pymes griegas, el 25% de las españolas, el 24% de las irlandesas y el 21% de las portuguesas, en contraste con el 8% de las pymes de Alemania y Austria.

Asimismo, las empresas encuestadas indican un deterioro en la disponibilidad de préstamos bancarios, aunque la situación ha mejorado en comparación con la encuesta anterior, ya que, en términos netos (la diferencia entre el porcentaje de empresas que declaran una mejora y el porcentaje de las que declaran un empeoramiento) la cifra a pasado del -22% al -10%, el mejor dato desde la primera mitad de 2010.

A este respecto, añade que, en particular, las pymes de Italia (-7% frente al -27% de la encuesta anterior) y España (-17% frente al -30%) señalaron un menor deterioro neto en la disponibilidad de crédito, mientras que las alemanes constataron una mejora en este sentido.

Respecto a la voluntad de los bancos de conceder préstamos, todos los países salvo Alemania (6%) informaron de un deterioro, especialmente elevado en el caso de Grecia (-46%), España (-38%), Italia (-34%), Portugal (-32%) y Países Bajos (-30%), aunque en la mayoría de los países estos datos mejoran los de la anterior edición del estudio.