La morosidad bancaria cae por primera vez en 17 meses por las transferencias a la Sareb
efe

La morosidad bancaria cae por primera vez en 17 meses por las transferencias a la Sareb

Se reduce del saldo total de préstamos dudosos, que en diciembre alcanzaron 167.447 millones de euros, frente a los 191.630 del mes anterior

Actualizado:

La morosidad del crédito concedido por la banca en España cayó en diciembre al 10,44%, el primer descenso tras diecisiete meses de subidas y su tasa más baja desde julio de 2012, debido en gran parte al traspaso de activos tóxicos de las entidades financieras al banco malo o Sareb.

Según los datos provisionales publicados este lunes por el Banco de España, la cartera crediticia de bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito era al cierre de diciembre de 1,604 billones de euros, el 4,6% inferior a la de noviembre, un descenso que el organismo atribuye a la transferencia de activos a Sareb y no a una disminución del flujo de crédito.

En una nota, el Banco de España indica que esta transferencia ha producido una reducción del saldo total de préstamos dudosos, que en diciembre alcanzaron 167.447 millones de euros, frente a los 191.630 del mes anterior.

El porcentaje sigue siendo alto

Aún así, la tasa de morosidad de la banca española está aún casi tres puntos básicos por encima de la que marcaba hace un año, 7,84%.

Aunque el Banco de España no facilita los datos segregados por tipos de entidades, sí distingue entre bancos, cajas y cooperativas, por un lado, y establecimientos financieros de crédito, por otro. Estos últimos, especializados en créditos al consumo, han visto como su morosidad pasaba del 9,71% al 9,29%, con una cartera crediticia de 38.996 millones de euros, de los cuales 3.621 eran dudosos.

El resto de entidades redujo su tasa de mora en más de un punto básico, hasta el 10,58% desde el 11,54% del mes anterior; la cartera crediticia experimentó un descenso del 5%, al pasar de 1,618 billones de euros en noviembre a 1,536 en diciembre.

Los créditos dudosos, por su parte, se redujeron un 13%, hasta 162.580 millones de euros.