Route du Rhum - Destination Guadeloupe

El maxi trimarán «Gitana 17», al mando de Sébastien Josse, lidera la salida de la Ruta del Ron

Los primeros IMOCA a las 15:03 horas eran el «PRB», de Vincent Riou, seguido del «Charat», de Jéremie Beyou

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El maxi trimarán 'Gitana 17', patroneado por Sébastien Josse lidera la undécima edición de la Ruta del Ron, la travesía en solitario entre el puerto francés de Saint Malo y el de Pointe-à-Pitre (Guadalupe) cuando han transcurrido dos horas (a las 16:00) del inicio de la prueba, seguida por miles de personas en directo y en la compiten 123 embarcaciones de diez naciones.

Un recorrido de 3.520 millas náuticas (6.522 km), con unas condiciones meteorológicas que serán complicadas, espera a los competidores que se han distribuido en una línea de norte a sur de 3 millas (5,5 km) en Punta Grouin. Desde allí, han tomado rumbo oeste hasta la puerta de paso en el cabo Fréhel, a 16 millas (30 km) de la salida.

Precisamente en el cabo Frehel el primer barco en cruzar ya ha sido el 'Gitana 17', con 32 metros de eslora y un desplazamiento de 15,5 toneladas, unos 38 minutos después de darse la salida. Detrás de él ha pasado, uno diez minutos después, el 'Macif' de François Gabart, superando al Banque Populaire IX de Armel Le Cleac'h.

«PRB» lidera los IMOCA

El primer monocasco de la división IMOCA por este punto de referencia ha sido, a las 15:03 horas, el 'PRB' de Vincent Riou, seguido del 'Charat' de Jéremie Beyou.

La salida, bajo viento de componente sur-sureste de 15 a 18 nudos (28 a 34 km/h) y 13ºC, se ha dado después de una cuenta atrás de ocho minutos en la que los equipos técnicos han tenido que abandonar el barco cuatro minutos antes del inicio. Así que a las 13:56, el patrón se ha quedado a bordo ya en modo "solitario".

La línea de salida ha permanecido abierta por 60 minutos y el competidor que no la haya cruzado puede regresar a Saint-Malo y pedir permiso para abandonar la prueba.

En caso de cruce de línea de salida antes del inicio, el competidor recibe una penalización de cuatro horas. Por razones de seguridad no volverá a cruzar la línea en Saint-Malo, pero tendrá que cumplir su penalización antes del paso de la isla de Madeira.

Dentro de un radio de 150 millas (280 km) después de la salida, los patrones pueden hacer tantas paradas como se desee sin penalización. Posteriormente, solo se admite una única parada técnica es aceptada y será penalizada con 4 horas.

Una excepción a la regla, es la división Multi50 cuyas reglas de clase permiten un número ilimitado de paradas.

El enrutamiento está prohibido para las categorías IMOCA y Class40 y se permite tanto para las de multicasco (Ultimate y Multi50) como para las dos clases Rhum (Mono y Multi). Las mismas pueden recibir ayuda de un enrutador sobre el clima y la ruta estratégica a seguir.