Trofeo Príncipe de Asturias

El Trofeo Príncipe de Asturias levanta el telón marcado por los caprichos del viento

En la clase J80 se colocó en cabeza el «Okofen» de Javier de la Gándara y en la Ladies Cup la victoria de la jornada fue para las chicas del Fashion del Real Club Marítimo de Santander

Baiona (Pontevedra) Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La trigésimo tercera edición del Trofeo Príncipe de Asturias organizado por el Monte Real Club de Yates y la Escuela Naval Militar levantó el telón este viernes en las Rías Baixas marcada por los caprichos del viento. Eolo quiso ser protagonista de la jornada inaugural y dejó en blanco a los grandes veleros, que no pudieron disputarse ninguna prueba.

El comité de regata había diseñado para ellos una costera con salida desde el interior de la bahía de Baiona, recorrido hasta Subrido y regreso, pero el viento, muy rolón y sin apenas intensidad, les jugó una mala pasada y no les dio oportunidad de poner en marcha sus planes. Se avanzó cara el exterior en busca de condiciones más propicias pero la inestabilidad seguía siendo la tónica y finalmente se optó por suspender la regata.

Más suerte tuvieron los J80 y los Fígaros de la Ladies Cup que, en un campo de regatas situado en el interior de la bahía de Bayona, pudieron disputarse dos pruebas con un viento de unos 7 nudos de media. Se intentó una tercera, pero no fue posible completarla.

En esta primera jornada del 33º Trofeo Príncipe de Asturias algunos de los favoritos fueron tomando posiciones y ocupando los puestos más elevados de un podio provisional al que aún le quedan dos jornadas más para acabar de dibujarse.

En la clase J80, uno de los favoritos para llevarse el título del 33º Trofeo Príncipe de Asturias, el Okofen de Javier de la Gándara, inauguró esta primera etapa dejando muy claras sus intenciones. Con Diego Fernández, Hugo Ferreiro y Javier de la Gándara hijo a bordo, el legendario patrón firmó hoy un primer puesto y un tercero, lo que le permitió colocarse en cabeza de la clasificación. “La jornada fue muy complicada, con poco viento y la flota muy apretada, pero aún queda mucha competición por delante y esperamos que mañana y pasado el viento térmico nos permita navegar mejor”, aseguró Diego Fernández al regresar a tierra. A otro barco del Monte Real Club de Yates, el Marías – Casas do Telhado de Manuel María, le pesó la quinta posición dela primera prueba, y cruzar la llegada con cancha y firmar un primero en la última, se tuvo que conformar con el segundo puesto. El tercer cajón del podio provisional lo ocupa el Moura de Miguel Fernández, del Real Club Náutico de A Coruña.

En la Ladies Cup, la victoria de la jornada fue para el Fashion, liderado por la patrona polaca afincada en Santander, Magdalena Czernik. Con un primer puesto y un segundo en las dos pruebas disputadas en el interior de la bahía de Baiona, las chicas del Real Club Marítimo de Santander se colocaron a la cabeza de la competición femenina del 33º Trofeo Príncipe de Asturias. El equipo portugués de Marta Ramada a la cabeza y defendiendo el título logrado en 2017, empezó algo flojo en la primera prueba, firmando un cuarto puesto, pero en el segundo barlo-sota del día logró cruzar primero la línea de llegadas y se colocó en el segundo cajón del podio provisional. El tercer puesto en la clasificación lo ocupa la tripulación del Real Club Marítimo del Abra – Real Sporting Club, patroneada por Lourdes Bilbao.

Tras la disputa en el agua, las tripulaciones del 33º Trofeo Príncipe de Asturias pudieron disfrutar del buen ambiente que siempre caracteriza al village instalado en el Monte Real Club de Yates, donde armadores, patrones y regatistas compartieron una cena marinera e intercambiaron opiniones sobre las regatas. Música ambiente, la proyección de las mejores imágenes de la jornada y degustaciones de gintonics por cortesía de los patrocinadores le pusieron el punto y final a la jornada.

El 33º Trofeo Príncipe de Asturias continúa mañana en Bayona con la segunda de las tres jornadas de pruebas que decidirán los podios de ganadores de las diferentes clases. Tras la jornada inicial en la que participaron los veleros más grandes y los monotipos, este sábado se les sumarán también las embarcaciones de las clases ORC 4, Clásicos y Open. Mientras que los primeros escucharán el bocinazo de salida para sus bastones a las 12:00, el resto no tomará la salida del recorrido costero que tienen programado hasta media hora más tarde. Por la noche el espectáculo se trasladará a tierra firme con la gala de los Premios Nacionales de Vela Terras Gauda, en la que se premiará a los deportistas más destacados del año. Comenzará a las ocho de la tarde y, al finalizar, se dará paso a una gran fiesta que incluirá cena, música y fuegos artificiales.