La pista Central de Wimbledon
La pista Central de Wimbledon - Reuters

WimbledonLa hora límite en Wimbledon

A pesar de que la pista Central tiene techo y se puede jugar con luz, el torneo tiene un tope para terminar los partidos

LondresActualizado:

A la incertidumbre de la duración de cualquier partido de tenis, en Wimbledon se añaden dos enemigos: la lluvia y la luz. La primera hace acto de presencia en todas las ediciones, con más o menos frecuencia, con más o menos intensidad. Siempre hay algún partido que hay que cancelar y mover a la agenda del día siguiente. Incluso algunas finales han tenido que aplazarse al lunes por esa causa.

Y respecto a la luz, Wimbledon también es muy estricto. El límite se mueve entre las 21 y las 21.30 horas cuando se juega en descubierto; es decir, casi todo el torneo. Se acuerda con los jugadores y se les emplaza al día siguiente para retomar lo que empezaron. Sin embargo, con la llegada del techo retráctil que tiene la pista Central, esta norma se alargó hasta las 11 de la noche. Por una razón de logística, de seguridad y de respeto para los vecinos del barrio de Wimbledon. Es, además, la hora máxima para la que tienen licencia de apertura los bares y pubs y los eventos al aire libre por esos motivos de seguridad y sanidad según la ley británica.

El primer partido que se jugó con luz artificial, y que se alargó hasta las 22.38 hora local (23.38 en España) fue el Murray-Wawrinka de 2009. Y fue también el británico quien rompió la norma de las 23.00 horas en 2012, contra Marcos Baghdatis. Su partido terminó a las 23.03 de la noche. En ese momento, el responsable del distrito SW 19, donde se ubica el recinto de tenis, habló de que, a pesar la norma, había que había que tener también cierta flexibilidad basado en el sentido común.