Alexander Zverev, en el Abierto de Australia
Alexander Zverev, en el Abierto de Australia - REUTERS

Abierto de AustraliaAlexander Zverev, el mejor de los nuevos talentos

El alemán, de 19 años y 24 del mundo, recibe elogios por parte de todo el circuito. Será el rival de Nadal en la tercera ronda de Australia

MadridActualizado:

En el empeño de encontrar el futuro, ahora todo el mundo coincide en que lleva el nombre de Alexander Zverev, el último en sumarse a una lista engordada con muchos otros chavales durante estos tiempos de búsqueda. Y hay bastante fundamento en la afirmación, pues el próximo rival de Rafael Nadal en el Abierto de Australia es un joven alemán que lo tiene todo.

Con 19 años, es el 24 de la ATP (llegó a ser el 20) y ya ha ganado un título (San Petersburgo, 2016), llegando además a las finales de Niza (tierra) y Halle (hierba). En su palmarés, se contabilizan victorias de peso ante top 10 y a punto estuvo en la última edición de Indian Wells de tumbar precisamente a Nadal, a quien dominaba 5-2 e incluso dispuso de un match point. Le sirvió para presentarse ante el gran público, aunque hacía tiempo que se hablaba de él en el circuito.

Ya en 2013, despuntó en Roland Garros como júnior, aunque se le escurrió el título ante el chileno Christian Garín (hoy 191 del mundo). Fue una temporada de crecimiento y se consagró precisamente en Australia al imponerse en 2014, exhibiendo un juego cargado de talento. Zverev, espigado con 198 centímetros, tiene buen saque, domina la derecha y es resolutivo con el revés, con un margen enorme para pulir ciertos desajustes típicos de la edad.

Su padre, de idéntico nombre, fue también tenista de la Unión Soviética y es su entrenador. De hecho, toda la familia tiene vínculos con la raqueta ya que la madre, Irina, también jugó y es técnica, y su hermano, Mischa, es el 50 del mundo con 29 años. Dio su primer golpe a los cinco años en Hamburgo, su ciudad de nacimiento, a la que se movieron sus padres en 1991.

Admira a Roger Federer, a quien derrotó hace poco en la Copa Hopman, y es un apasionado de la NBA. Ahora, después de dos triunfos en Australia (a Haase en cinco sets y a Tiafoe en tres), amenaza a Nadal. «Seguro que es uno de los próximos ganadores de Grand Slam y que tiene una gran ocasión de ser número uno», afirma el balear, que hace tiempo que avisa.

«Si puede mantener la forma en como está haciendo las cosas, no tengo duda de que su potencial es muy, muy alto. Sé que tengo un partido muy duro y que necesito jugar al máximo para tener posibilidades», apunta. «Tiene todos los golpes: un gran servicio, un gran drive y un gran revés, es un tenista completo. Necesito poner un ritmo muy alto para intentar no dejarle jugar en posiciones cómodas y es lo que voy a intentar». En tercera ronda, un test de los serios: Alexander Zverev.