Real Madrid

Pogba presiona al Manchester para venir al Real Madrid

Será una operación difícil, pero Pogba y Raiola, su agente, quieren lograr por fin la meta perseguida desde hace cuatro temporadas

Actualizado:

Cuando dos quieren estar juntos es difícil impedirlo. No hay papeles ni burocracia que pueda frenarlo si ambos están de acuerdo. Tarde o temprano vivirán uno al lado del otro. El devenir de Pogba y del Real Madrid es la aventura de un amor recíproco que se topó con muchas adversidades a lo largo del tiempo, pero la atracción persiste por encima de todo y a la tercera va la vencida. El Real Madrid, Pogba y Raiola coinciden en la necesidad de compartir su futuro la próxima temporada. El retorno de Zidane potencia ese anhelo mutuo. Todos saben que el Manchester United colocará un muro para frenar el traspaso, pero el centrocampista finaliza contrato en dos años y el precio de la operación será más barato si el club inglés espera una campaña más.

«Es la hora», señala Raiola. El extravagante apoderado, que se llevó veinte millones en el traspaso de su jugador desde la Juventus al United, intentó traspasarlo al Real Madrid en dos ocasiones antes que al equipo británico, pero el club blanco no estuvo dispuesto a abonar los 115 millones que pagó Ferguson hace cuatro años, cifra que se convirtió en la nueva plusmarca mundial aportada por un futbolista. Un verano más tarde, el PSG rompió la banca al poner 222 millones de euros por Neymar.

Es el tercer intento: Pogba acaba contrato en dos años y, si el United espera un año más, cobrará menos que traspasándolo este verano

Actualmente, en un mercado tan volátil como el del fútbol, envenenado por una burbuja de precios, el Real Madrid espera a los tramos finales de los contratos de los futbolistas para no pagar cifras cercanas a los doscientos millones. Mino Raiola prometió a Pogba, cuando fichó por el United, que tres años más tarde, cuando quedaran dos para el fin del acuerdo, volverían a la carga para firmar por el Real Madrid. Todos los movimientos de ambos, unidos a lo largo de la trayectoria profesional del francés, se han dirigido en ese objetivo. El jugador rechazó dos propuestas de renovación del equipo inglés. Se enfrentó a Mourinho a lo largo de seis meses y ahora, con Solskjaer como entrenador, no deja de expresar su deseo de marcharse al Real Madrid, postura que mantiene tensas las relaciones entre el centrocampista francés y el técnico noruego, quien manifiesta que en Old Trafford cuenta con él para el futuro mientras el centrocampista elogia a Zidane desde la tribuna de la selección francesa, lejos de Inglaterra: «El Real Madrid es uno de los clubes más grandes y jugar con Zidane es el sueño de todos».

El club dialogará con el United cuando acabe su periplo en Champions. El mercado inglés acabará probablemente el 16 de agosto y el Madrid ofrecerá 120 millones

La respuesta del técnico madridista fue una demostración de apoyo a la apuesta de batalla del futbolista: «Me gusta mucho Pogba, le conozco personalmente, es un jugador diferente, que aporta mucho, sabe atacar y defender, lo hace todo en el campo». Palabras perfectas para la estrategia de Pogba, que es minar la moral del Manchester, no perder ni una oportunidad de advertir que su sueño es el Real Madrid, no conceder ni una frase de esperanza a los hermanos Joel y Avram Glazer, los propietarios estadounidenses de la casa que Matt Busby hizo mítica. Una táctica que comenzó a aplicar desde el mes de septiembre, sin una declaración de apego al club británico. Su reto es romper la baraja. Tiene que presionar a los dirigentes de su equipo para que acepten que quiere marchase y que se irá, sea este año, el que viene, o gratis en 2021. Debe dejarles claro con hechos y con palabras que no renovará. Lo mismo hicieron Modric y Bale para escapar de Daniel Levy en el Tottenham hace siete y seis temporadas respectivamente.

Gareth Bale entra en juego

La operación es complicada por el orgullo que pone el Manchester en estas situaciones. Coentrao y De Gea no pudieron venir al United ños atrás por dejar la transacción hasta el minuto final. Ander Herrera llegó una emporada más tarde por la misma tardanza en hacer el fichaje. Di María firmó en los últimos días de mercado, nervioso ante esa misma espera hasta el cierre del telón de los fichajes.

Al Real Madrid le gusta que el mercado inglés acabe en el ecuador de agosto, para evitar la elucubración de las contrataciones de Pogba y de Hazard hasta la última ficha del mes.

Raiola y Pogba han expuesto al United que quieren marcharse este verano y el Real Madrid dialogará directamente con el club inglés una vez acabado su camino en la Champions. Hay tiempo. Todos conocen lo que quiere cada uno ¿Qué oferta hará el Real Madrid por Pogba? Serán 120 millones. El Manchester, si admite negociar, puede pedir 145. Entre ambas cifras se firmaría el acuerdo. Un convenio que puede incluir el intercambio con Bale, clave que solucionaría las hipotéticas diferencias económicas.

Si la operación se ejecuta, el Real Madrid otorgará a Pogba un contrato por seis temporadas, hasta sus 32 años, para que haga la mejor parte de su carrera vestido de blanco.