MotoGPEl invierno más duro de Márquez: «Me desmontaron las motos para que no pilotara»

EFE
Actualizado:

Marc Márquez, cinco veces campeón mundial de MotoGP, ha iniciado este miércoles la pretemporada en el circuito de Sepang, en Malasia, después de un largo invierno de recuperación.

Una cita para la que Marc Márquez lleva dos meses preparándose desde que, pocos días después de dar por terminada la temporada 2018, pasase por el quirófano para solucionar una lesión recurrente en su hombro izquierdo.

El piloto del equipo Repsol Honda, aunque todavía no podrá pilotar a pleno rendimiento, estaba deseando volver a subir a su motocicleta.

«¡Me desmontaron todas las motos!», desveló Márquez en un vídeo difundido por su equipo, en el que su fisioterapeuta Carlos J. García, corrobora esta versión: «Hubo órdenes, de las ganas que tenía de volver a pilotar antes de tiempo».

Cuando Marc Márquez se bajó de su Honda el pasado 29 de noviembre en los últimos entrenamientos de 2018, inició una carrera contrarreloj para llegar en las mejores condiciones posibles a las primeras pruebas oficiales de 2019.

Tras ser intervenido el 4 de diciembre por los doctores Xavier Mir, Víctor Marlet y Teresa Marlet, el 11 de ese mismo mes inició la recuperación con su fisioterapeuta.

Desde entonces, dos sesiones de dos horas y media diarias –salvo los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero– de rehabilitación han servido al vigente campeón del mundo de MotoGP para poder iniciar mañana tres días de entrenamientos en Sepang.