Messi, durante el partido
Messi, durante el partido - REUTERS
Patrocinado por:Santander
Champions League

«Con un 4-0 no hay excusas»

Ernesto Valverde y sus jugadores entonan el «mea culpa» y piden disculpas a la afición

Actualizado:

La expedición del Barcelona estaba abatida tras la debacle sufrida ante el Liverpool. La goleada no sostiene explicaciones lógicas y la plantilla lo reconoce. Ernesto Valverde no trató de justificar la eliminación, aunque le costó encontrar palabras para explicar el nuevo tropiezo en la Champions League. «Estamos en ese momento que queremos explicarnos todo. Han empezado con mucha agresividad, muy arriba. Pesó mucho su primer gol, aunque seguíamos en el partido. El Liverpool ha estado bien, muy agresivo y las opciones que teníamos para hacer gol no las hemos transformado. El marcador es 4-0, pero cuando te ganan así no puedes poner ninguna excusa. Han sido mejores», reconocía el entrenador azulgrana. Valverde asumió su parte de responsabilidad y acepta estar en la picota tras la remontada sufrida en una eliminatoria en la que partían con un 3-0 de la ida. «No sé como me puede afectar a mí. No hemos tenido tiempo de pensar las cosas. Aquí estamos, el técnico tiene que asumir su responsabilidad».

También entonó el «mea culpa» uno de los capitanes del Barcelona. Sergio Busquets no daba crédito a lo que había pasado y se le veía visiblemente afectado y bloqueado tras la eliminación. «Han sido mejores que nosotros, han ido a por el partido desde el inicio y nos ha costado mucho superar su presión, sobre todo en el inicio de las dos partes», admitió el centrocampista. Busquets estaba muy afectado: «Pedimos disculpas a la afición porque después de lo de Roma te vuelve a pasar esto... Es muy duro caer así con un buen resultado en la ida».

El catalán trató de buscar respuestas a los problemas sufridos durante el choque y reconoció la impotencia del equipo: «Ha sido un poco de ir a por el partido y que no hemos podido... Cuando un equipo te juega apretándote mucho tan arriba, si no coges los segundos balones y si no aprovechas las ocasiones se va viniendo más arriba con su ambiente. Si hubiésemos hecho un gol todo hubiese cambiado porque creo que hemos tenido ocasiones para hacerlo. Es difícil ahora decir cosas, tampoco voy a reprochar nada».

Bartomeu, muy crítico

El presidente del Barcelona estaba muy desencantado y decepcionado con la eliminación. Se mordió la lengua pero dejó entrever medidas futuras. «Me sabe muy mal por los aficionados. Lo sentimos mucho por ellos, especialmente los que han venido aquí en Anfield. Ya nos ocurrió en Roma y ahora ha vuelto a pasar aquí». Bartomeu no encontraba explicaciones aunque aseguró que «refiero no hacerlo en caliente. Hay tiempo para reflexionar. Es difícil de explicar. Tenemos aún una final de Copa. Lo hablaremos internamente y toca reflexionar. Ahora todos estamos muy calientes. Hay que levantar al equipo». Pero se mostró muy crítico: «El cuarto gol no tiene explicación».