Arsene Wnger
Arsene Wnger - Reuters
Premier League

El mayor error de Arsene Wenger

El entrenador francés asegura en una entrevista haber estado «prisionero de su propio desafío»

Actualizado:

El francés Arsène Wenger, quien fuese entrenador del Arsenal inglés durante 22 años hasta el pasado mes de mayo, ha declarado que «quizá», el peor error en su carrera fue permanecer tanto tiempo en el mismo club y lamenta haber sacrificado tanto por ello.

«Tal vez permanecer en el mismo club durante 22 años fue mi mayor error. Soy alguien a quien le gustan las cosas nuevas, le gusta el cambio, pero también me gustan los desafíos. Estaba un poco prisionero a mi desafío», reveló en una entrevista a la radio francesa RTL.

Wenger fue el técnico del Arsenal desde 1996 hasta 2018. Más de dos décadas en las que reconvirtió al club 'gunner' en un aspirante a todos los títulos. Su mejor etapa fue durante los primeros diez años, concluyendo con la final de 'Champions League' perdida ante el Barcelona en 2006. Entonces, hizo campeón de la Premier al equipo 'gunner' tres veces. Su palmarés en Inglaterra lo completan siete copas y otras tantas supercopas.

El alsaciano también explicó cómo es el día a día de un técnico de primer nivel y la dificultad que conlleva. «Ser entrenador es una obsesión que rebota en tu cabeza día y noche. Te levantas a las 3 de la madrugada pensando: '¿Debería jugar este o aquel? ¿Es de esta manera o de esa manera lo mejor para ganar este partido?' Es un trabajo del que nunca escapas», comentó.

El que fuese también entrenador del Mónaco y del Nagoya Grampus japonés explicó el grado de sacrificio que implica ser técnico. «A menudo, me preguntan si Thierry Henry y Patrick Vieira serán buenos gerentes y siempre respondo que sí. Tienen todas las cualidades: son inteligentes, conocen el fútbol, tienen excelentes habilidades, pero ¿quieren sacrificar lo que es necesario sacrificar para convertirse en entrenadores?».

«Lamento haber sacrificado todo lo que hice porque me doy cuenta de que he lastimado a mucha gente a mi alrededor. He descuidado a muchas personas. He descuidado a mi familia y a muchas personas cercanas a mí. Pero en el fondo, el hombre obsesionado es egoísta en su búsqueda de lo que ama. Se pierde muchas otras cosas», comentó.

Sobre sus siguientes pasos, el francés necesita más tiempo para decidirse. «Aún no he decidido qué hacer. Yo mismo me hago esa pregunta. ¿Debo seguir haciendo el trabajo que conozco? ¿O debería compartir de una manera diferente todo el conocimiento que he acumulado durante estos años sobre el fútbol y las personas? Es una pregunta que responderé en los próximos dos o tres meses».

«Messi es el más perfecto de todos»

Además, alabó a Lionel Messi, del que dice que es el mejor, pero no completamente perfecto. «Messi es el más perfecto de todos porque puede hacer a los otros jugar y puede marcar él mismo, pero tiene puntos débiles, contrariamente a lo que alguna gente piensa», espetó.

«Si analizas su juego, no es muy bueno en el aire, no es un gran defensa. Pero tú no vives de sus debilidades, tú vives de tus fortalezas, el entrenador debe enfatizar en tus fortalezas tanto como pueda y poner los jugadores alrededor de esta persona para que esconda sus debilidades», concluyó.