Carvajal posa para ABC en Las Rozas
Carvajal posa para ABC en Las Rozas - IGNACIO GIL
Seleccion española

Carvajal: «Zidane tampoco tenía experiencia y ganó tres Champions»

El lateral analiza el momento de la selección con el ascenso de Robert Moreno y también el inicio de curso del Real Madrid, para él mucho más ilusionante de lo que la gente opina

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cómo de imberbe será esta selección española que Dani Carvajal, con 21 internacionalidades, es uno de los veteranos del grupo, voz autorizada para analizar la situación de España (juega hoy en Bucarest contra Rumanía, 20.45 horas, La1) y también la del Real Madrid. El defensa, de 27 años, es de los que habla más allá del tópico, fiel a sus orígenes y orgulloso de Leganés y de su gente.

¿Sigue yendo al barrio?

Sí, mucho. Tengo ahí a mi familia, a mi hermano, a mis amigos... Me fui a vivir a 15 minutos, no me despego de aquello.

¿Y se sigue llevando a los amigos de vacaciones?

Sí, sí, claro (ayuda en lo económico si es necesario). Estuve en México con ellos, fuimos un grupo grande de unos ocho o nueve. También estuve con mi novia. Luego me quedé bastante en Madrid para preparar la temporada.

¿Es muy necesario desconectar después de un mal curso como el pasado?

Lo importante es resetear tanto si la temporada ha sido buena como si ha sido mala. Está claro que si triunfas y ganas títulos te vas de vacaciones con una alegría superior. Y si ha ido mal, estás deseando desconectar y hacer borrón y cuenta nueva.

¿Y apetece más volver después de una mala temporada?

Sí, la verdad. Tienes ganas de reválida, ganas de volver a ganar, de luchar por todo. Ese es el objetivo.

¿Cómo se regenera la ilusión después de un fiasco?

Va un poco en función de cada persona, claro. Tienes que mantener los pies en la tierra tanto si ganas como si pierdes, esto es deporte. Si ganase siempre el mismo equipo sería aburrido. Lo bonito de esto es competir y que cualquiera te pueda ganar. Lo he dicho antes, la clave está en resetear. Y es complicado. Aquí, en la selección, hay jugadores que lo han ganado todo y da envidia ver cómo tiran del carro, son los primeros que quieren ganar y no se cansan. Eso es elogiable.

¿Han llegado a perder ese hambre de ganar en el Madrid?

También le digo que irá con la forma de ser de cada persona. En mi caso, no rotundo. No soy de los que se cansa de ganar, siempre quiero más, competir, ganar, ganar y ganar. Creo que el gen competitivo es muy bueno en una persona, y no solo en el fútbol. Vale también para la vida.

Ha sido un inicio de temporada algo gris en el Madrid. ¿Cómo puede convencer a la gente de que la cosa no está tan mal?

Es verdad que quien vea la cosa desde fuera verá que en tres partidos oficiales hemos empatado dos. Pero sí que le digo que desde dentro del campo se ha visto a un Madrid diferente al del final de la temporada pasada. Es un Madrid con orden, un Madrid generando ocasiones, un Madrid con ganas. Al final, empatas por pequeños detalles. Pero las sensaciones son bastante mejores. Hemos sufrido bastantes lesiones en este primer tramo de la temporada, esperemos que después del parón ayuden jugadores que pueden ser muy importantes.

Se habló de revolución y parece que no ha llegado.

Al final hemos fichado a jugadores que nos van a ayudar a conseguir los objetivos. Es verdad que se habla mucho de revolución, pero cambiar tanto en un conjunto como el Madrid y pedir diez fichajes es muy complicado.

¿Usted cree que era necesaria una revolución?

Son los directivos, con el presidente y el entrenador, los que tienen que llegar a un acuerdo para crear y formar un equipo mejor. El entrenador, cuando pide a un jugador en cierta posición, es porque cree que nos va a ayudar. Revolución o no, los que estamos en este barco tenemos que ir a por todas.

¿Han hablado para tomar medidas para que no pase lo mismo que el año pasado?

No. Eso está más que superado. Los jugadores sabemos lo que tenemos que hacer, hay que estar unidos e ir a por todas. Hay que sacar lo positivo de las cosas y lo bueno es que ya hemos vivido una situación muy mala, una situación extrema. Los dos últimos meses se nos hicieron muy largos, jugando solo un partido a la semana, y nadie quiere que se repita eso.

¿Entonces, les sirve lo de la pasada temporada?

Sí, está claro. Ha sido la temporada más dura que he vivido. Prácticamente había ganado algo todos los años, siempre habíamos competido hasta el final, y no fue así esta vez. Hay que aprender y entender que no siempre vas a ganar. El fracaso te hace más fuerte, te hace aprender. Lo dice mucha gente y creo que es verdad.

El éxito, de hecho, es casi una excepción.

Sí, exactamente. Es muy complicado ganar y ganar, pero te acostumbras, todo el mundo se acostumbra a lo bueno. Cuando viene una racha mala has de saber que puede pasar y tienes que aprender de esos errores.

Pero en el Madrid no se contempla la opción de perder, su genética obliga a ganar.

Sí, es verdad. Se lucha por todo y por ganarlo todo. Ha sido así y seguirá siéndolo. Por eso el nivel de exigencia es altísimo en este club.

¿Cómo ve a Zidane en esta segunda etapa?

Yo le veo bien, le veo tranquilo. Creo que está implantando su idea a los chicos nuevos, a los más jóvenes. Y va a contar con todos ellos, como ha hecho siempre. Ojalá hagamos una buena campaña y termine con títulos.

¿A usted le gusta el equipo que ha formado el Madrid o esperaba más refuerzos?

Me gusta y mucho. Tenemos una plantilla amplia y muy equilibrada. Juegue quien juegue, todo el mundo puede aportar. Esa es la base del éxito.

También es una nueva etapa en la selección, aunque en este caso por culpa de una tragedia como la muerte de la hija de Luis Enrique.

Sí. Que una situación así le pase a una persona cercana como a Luis, que ha sido nuestro entrenador, te deja tocado. La vida pone esas dificultades a veces a las personas, hay que aceptarla como viene. Le mando mucha fuerza a él y a su familia. Luis es una persona muy fuerte y seguro que lo superará. La gente piensa que la gente del fútbol vive en una burbuja, que se gana bastante dinero muy pronto... Pero todo el mundo tiene problemas o piedras en el camino, nosotros también. Ahora empezamos una nueva etapa con Robert (Moreno), que tiene la misma línea que Luis, con sus matices.

¿Qué tal es en el trato?

Es una persona cercana, pendiente de cuidar el trato con el jugador. Como él dice, se basa en el rendimiento para hacer las listas. Es sensato y lo puede hacer muy bien.

No tiene experiencia. ¿Eso a un jugador le influye de alguna manera? ¿Le hace ver al jefe como alguien sin preparación y poco preparado?

No puedo juzgar ni hablar de eso en clave negativa porque Zidane tampoco tenía experiencia en Primera y ganamos tres Champions. El ejemplo más claro está ahí.

¿Cómo es esta selección?

Es un equipo joven, con mucha ambición. Se están produciendo muchos cambios, jugadores que entran y otros que salen. Pero la idea sigue siendo la misma. Se tiene que volver a ganar el respeto, eso está claro. Ya nos dijo Moreno que llevamos tres campeonatos sin hacer un gran papel y que hay que clasificarse para la Eurocopa y afrontar el campeonato con garantías de éxito.