Los jugadores del Oporto celebran el gol de Jackson Martínez al Bayern
Los jugadores del Oporto celebran el gol de Jackson Martínez al Bayern - REUTERS
LIGA DE CAMPEONES

El Oporto desnuda al Bayern de Guardiola

Lopetegui gana la partida a Pep y el conjunto portugués cobra una ventaja inquietante (3-1) para el partido de vuelta en Múnich

FRANCISCO CHACÓN
Actualizado:
Oporto3901Bayern Múnich

El penalti nada más comenzar el partido lo marcó por completo. Con los jugadores todavía situándose, Jackson Martínez se hizo con el balón en el área y a Neuer no le quedó más remedio que derribarlo. Brusco giro. Y el veterano Quaresma, redimido de sus vaivenes, puso el 1-0 de penalti. De forma sorprendente, la defensa del Bayern Múnich mostró una inusual desconexión, sólo unos minutos antes de que otra vez Quaresma ahondara en el cráter. Contragolpe con los centrales titubeantes y… el segundo de la noche bajo el cielo encapotado del norte de Portugal

El abarrotado Estadio do Dragao, en pleno delirio. La todopoderosa locomotora germana contra las cuerdas… hasta que Thiago, siempre solvente en labores de control y lanzamiento de sus puntas, acudió al rescate para calmar los ánimos y situar el 2-1. El flamante fichaje madridista, Danilo, daba muestras de su calidad cortando de lleno más de un avance peligroso. Especialmente desdibujado en las filas del Bayern estuvo Lewandowski.

Las arengas relativas a la histórica conquista por el Oporto de la Copa de Europa en 1987 precisamente frente al club bávaro dieron resultado. Aquella épica desembocó en otra velada feliz más de 25 años después. Los portugueses estaban muy enchufados al partido porque sabían que la ocasión lo requería. Sus avalanchas culminaron cuando Jackson Martínez puso el tercero en el marcador casi sin ángulo. Regate del crack que es y toda la ciudad gritando en éxtasis.

Ante los ojos incrédulos de media Europa, Lopetegui le ha ganado la partida (al menos la primera) a su amigo Guardiola, con quien coincidió en el vestuario del Barça del 94 al 97. Todo queda pendiente para el Olímpico de Múnich, aunque los pupilos del ex entrenador culé deberán afilar sus garras si no quieren sucumbir ante este Oporto emergente que avisa sin pudor. ¿Será el matagigantes de esta Champions?

Atrás queda el equipo que se alzó con su segundo entorchado con Mourinho de técnico. Lopetegui demuestra hoy que va muy en serio su sentido del espectáculo, heredero de las lecciones de Johan Cruyff y adscrito a la necesaria eficacia del fútbol moderno.