Fórmula 1Red Bull comienza a despedirse de Ricciardo con burlas

Aprovechan su abandono en Austin para ironizar sobre su futuro en Renault: «El pobre tendrá que vivir con esos problemas dos años más»

Actualizado:

Ni sus siete victorias, ni los 29 podios, ni el hecho de ser, tras Sebastian Vettel, el mejor piloto que ha salido de la escudería, van a lograr que Daniel Ricciardo se marche de forma amable de Red Bull. El australiano decidió en verano dar carpetazo a su etapa en el equipo de la bebida energética y anunció su marcha a Renault. Su mala relación con Max Verstappen, el ojito derecho de Christian Horner y Helmut Marko, y la necesidad de reivindicarse le hicieron aceptar la arriesgada propuesta del fabricante francés.

Pero ahora, con las cartas boca arriba, Red Bull quiere aprovechar cualquier desgracia para ajustar cuentas con él. Sucede que en Austin, escenario del GP de Estados Unidos, Ricciardo se vio obligado a abandonar debido a un nuevo problema del motor Renault de su monoplaza, uno más de los muchos que ha sufrido esta temporada, y que le han venido afectando mucho más a él que a Verstappen esta temporada.

Fue su propio compañero quien advirtió de la furiosa reacción de Ricciardo tras este abandono, que ya se pudo adivinar tras ver al australiano abandonar su monoplaza en la pista. «Daniel pegó un puñetazo a la pared e hizo un agujero en el muro que nos separa en el garaje. Creo que dentro del equipo se están haciendo algunas bromas al respecto».

Más mordaz estuvo Horner, su jefe de equipo: «Es irónico que siempre ocurra en su coche. Supongo que hablará de ello con sus nuevos jefes». Pero la palma se la lleva Helmut Marko, responsable de los jóvenes pilotos de Red Bull desde que aterrizan al equipo y gran promotor, en su día, del ascenso del australiano a la F1: «Me da pena por Ricciardo. El pobre tendrá que vivir con esos problemas dos años más. La próxima temporada nosotros tendremos el motor Honda y creo que podemos luchar por el campeonato. El proyecto es muy bueno, prometedor y lo digo totalmente en serio».

Al margen de estas declaraciones, Red Bull ha asegurado que no dejará a Ricciardo subirse al Renault en los entrenamientos de Abu Dabi tras el último gran premio del año. «Ahí seguirá teniendo contrato con nosotros y compromisos que cumplir. No se puede montar en otra coche». Sin embargo, Red Bull sí aprovechará esos tests para montar por primera vez en el Red Bull a Pierre Gsly, el sustituto de Ricciardo la próxima temporada.

«No puedo subirme al Renault ni tampoco al Red Bull. Perfecto, vacaciones», ironizó Ricciardo sobre su situación.