Hamilton y Mercedes vuelan más que nunca en Barcelona
Lewis Hamilton, durante los entrenamientos libres del GP de España - reuters
fórmula 1 | gp de españa

Hamilton y Mercedes vuelan más que nunca en Barcelona

El inglés prepara su asalto al liderato con un viernes casi perfecto. Alonso fue cuarto en las dos sesiones y Vettel no dio ni una vuelta

Actualizado:

No hubo magia ni revolución en el inicio del GP de España de Fórmula 1. Más bien todo lo contrario. Terminadas las dos sesiones de entrenamientos libres de los viernes solo hay una certeza: Mercedes sigue en lo más alto, un poco más lejos si cabe, mientras Red Bull y Ferrari han de conformarse con mirar a las 'flechas de plata' desde la distancia. [Sigue en directo la clasificación del GP de España, sábado a las 14.00]

Para Barcelona estaban anunciadas decenas de novedades en todos los equipos. No hay ni uno que no haya aparecido en la primera carrera europea de la temporada sin una mejora en el motor o un paquete aerodinámico diferente. Lo que fuera con tal de poner freno al monopolio de Mercedes en el campeonato. Pero de momento, todo sigue más o menos como se dejo en China hace ahora tres semanas.

Queda claro entonces que será muy difícil derrocar a Mercedes. Su dominio en la primera jornada de Montmeló fue tan incontestable como desesperante para el resto. Siempre con Lewis Hamilton al frente, la escudería alemana parte como gran favorita tanto para la clasificación de este sábado como en la carrera del domingo. En la segunda sesión, más clarificadora que la primera, solo el Red Bull de Daniel Ricciardo amagó con hacerles frente, pero fue un espejismo. En cuanto Hamilton y Rosberg pusieron la caballería a funcionar el australiano se distanció a casi un segundo.

Alonso, otra vez cuarto

Igual de dramática respecto a Mercedes es la situación en Ferrari. Fernando Alonso repitió su desempeño de la primera sesión y volvió a ser cuarto, esta vez a segundo y medio de Hamilton.

Pero el gran daminificado de la jornada fue Sebastian Vettel. La jornada de trabajo del alemán se fue a la basura a primera hora de la mañana, cuando un falló eléctrico en su monoplaza le obligó a sacar el extintor para sofocar un conato de incendio. Solo había sido capaz de dar una vuelta lanzada. En la tanda vespertina ni siquiera abandonó el garaje. Saldrá prácticamente a ciegas a la clasificación de este sábado (14.00 horas).

La segunda sesión apenas tuvo incidentes. Solo hubo que lamentar una salida de pista sin consecuencias del Toro Rosso de Vergne. El francés perdió el control del monoplaza a la salida del la curva 1 y acabó impactando con el muro.