Jeremy Lin en acción ante Fisher, con Gasol al fondo - reuters
Knicks929085Lakers
nba

Lin se consagra ante los Lakers

El base de origen taiwanes suma 38 puntos en el triunfo de los Knikcs y ya es el nuevo ídolo de Nueva York

nueva york Actualizado:

El base de origen taiwanés Jeremy Lin superó la prueba de fuego con matricula de honor al lograr la mejor marca como profesional y además ganarle el duelo individual al estelar Kobe Bryant en el partido que los New York Knicks ganaron a Los Ángeles Lakers.

Lin confirmó que no es sorpresa, que su juego es real, que su capacidad encestadora y descaro a la hora de atacar es completo y sus 38 puntos —mejor marca como profesional—, así lo avalaron ante nada menos que los Lakers, que llegaban de ganar a los Boston Celtics en el clásico de los clásicos dentro de la NBA.

El jugador de 23 años, al que nadie quiso y que los propios Knicks no sacaron al campo hasta que les forzó la necesidad de las lesiones, protagonizó la actuación más destacada de una semana que ya forma parte de la historia del equipo y de la NBA para un jugador que sólo ha sido titular en tres partidos.

Lin lideró una vez más a los Knicks y el equipo neoyorquino consiguió el cuarto triunfo consecutivo sin que tengan a ninguna de sus estrellas por las que paga millones de dólares, el alero Carmelo Anthony y el ala-pívot Amare Stoudemire.

La nueva sensación de la NBA, que jugó 39 minutos, anotó 13 de 23 tiros de campo, incluidos dos triples en cuatro intentos, y 10 de 13 desde la línea de personal, repartió siete asistencias, capturó cuatro rebotes y recuperó dos balones.

Los seguidores de los Knicks cuando faltaban 52 segundos para el final del partido, los seguidores del equipo neoyorquino comenzaron a gritar "¡MVP, MVP, MVP!" después de ver como dos tiros de personal de Lin cortaron el intento final de los Lakers de conseguir la remontada.

Los dos puntos conseguidos por Lin desde la línea de personal también le permitieron tener ya el honor de ser el máximo encestador individual en lo que va de temporada (38) y superar a Anthony.

Buena actuación de Kobe y Gasol

En los Lakers, Kobe Bryant esta vez no pudo ser la gran estrella ni el protagonista del partido a pesar de anotar 34 puntos y capturar 10 rebotes, pero tuvo un pésimo comienzo en ataque y sólo anotó 11 canastas de los 29 tiros de campo que realizó y 11 de 13 desde la línea de personal.

Pau Gasol repitió jornada de doble-doble al aportar 16 puntos y 10 rebotes, pero tampoco pudo ser factor ganador al concluir el partido.

Gasol jugó 32 minutos y anotó 6 de 10 tiros de campo y estuvo perfecto (4-4) desde la línea de personal, puso dos tapones, dio una asistencia y recuperó un balón.

Brilla Ibaka; destaca «All-Star» Marc

Serge Ibaka, una jornada después de haber conseguido por segunda vez en la temporada 10 tapones, llegó al EnergySolutions Arena y aportó un doble-doble (16 puntos y 11 rebotes) que ayudó a Oklahoma City Thunder a ganar de visitantes 87-101 a los Utah Jazz.

El jugador congoleño nacionalizado español se convirtió en el tercer máximo encestar del equipo al anotar 7 de 10 tiros de campo y 2-4 de personal, entrego dos asistencias y puso dos tapones en los 33 minutos que estuvo en la pista.

Marc Gasol no brilló con los Grizzlies, pero hizo su aportación de 15 puntos que ayudó al equipo de Memphis a ganar 98-92 a los Pacers de Indiana, y volvieron a tener marca ganadora (14-13).

Gasol disputó 35 minutos en los que anotó 4 de 8 tiros de campo y 7-8 de personal, puso tres tapones, repartió cuatro asistencias y recuperó dos balones para los Grizzlies, que ganaron el segundo partido consecutivo.

No tuvo la misma producción Ricky Rubio, que ha bajado en su rendimiento individual en los últimos partidos, y los Minnesota Timberwolves cayeron derrotados en su campo por 97-104 ante los Dallas Mavericks.

Rubio ha perdido fuerza, se quedó con 10 puntos en los 38 minutos que jugó y en los que anotó 2 de 8 tiros de campo, incluido un triple en cuatro intentos, y acertó 5 de 6 de personal, repartió ocho asistencias, capturó cuatro rebotes y recuperó tres balones.