<a href="http://www.abc.es">ROLAND GARROS 2005</a>
TENIS

Una historia para cada hazaña

Otra cifra para ensalzar el palmarés del español, que se convierte en el segundo jugador más joven —después de Borg— en lograr tantos grandes. Su entrenador y tío, Toni Nadal, habla de los recuerdos que tiene de cada uno de ellos

PARÍS Actualizado:

Desde la premisa futbolera, Rafa Nadal entiende que las finales no se juegan, simplemente se ganan, y de doce de Grand Slam ha vencido en diez, cifra redonda para resumir una carrera brutal. Desde su seriedad, a veces combinada con la emoción y el orgullo, Toni Nadal, tío y entrenador, desmenuza para ABC las gestas de su sobrino Rafael.

Roland Garros, 2005: Fue una gran alegría, una satisfacción inmensa. Rafael llegaba a París después de haber hecho muy buenos resultados en los torneos anteriores que se jugaban en tierra y, aunque era su primera vez en París, se le dio como favorito casi antes de empezar. En la semifinal eliminó a Federer y la final fue contra Mariano Puerta, que empezó muy fuerte. La primera vez siempre es muy emotiva. Final: A Mariano Puerta por 6-7, 6-3, 6-1 y 7-5 en 3 horas y 24 minutos.

Roland Garros, 2006: Fue el primer Grand Slam en el que le ganó a Federer en la final, lo cual siempre añade un poco de grandeza por tratarse de este jugador. Entonces, Roger era el mejor con diferencia y el día antes de la final había muchísima tensión. Además, por sus características, era el único Grand Slam en el que Rafael tenía opciones. Final: A Roger Federer por 1-6, 6-1, 6-4 y 7-6 en tres horas y dos minutos.

Roland Garros, 2007: En cuartos se retiró Djokovic cuando Rafael tenía el partido bastante controlado y en las semifinales se ganó a Ivan Ljubicic. Luego, otra vez Federer. Hubo partidos ese año en los que no jugó bien, pero hizo un clic y cambió todo, mejoró mucho. Final: A Roger Federer por 6-3, 4-6, 6-3, 6-4 en tres horas y veinte minutos.

Roland Garros, 2008: El mejor año, el mejor torneo que ha jugado. Estuvo a un nivel altísimo. Hubo partidazos y resultados muy amplios como las victorias ante Verdasco o Almagro en octavos y cuartos. La final, otra vez contra Federer por tercer año, fue fantástica. Rafael estuvo maravilloso. Final: A Roger Federer por 6-1, 6-3 y 6-0 en dos horas y veinte minutos.

Wimbledon, 2008: La gran final, la mejor que he visto en mi vida, un partido para no olvidar. Puede que haya sido el título más bonito de todos y más tras haber perdido las dos finales anteriores en Londres también contra Federer. Ganar en Wimbledon era un sueño, y por las formas y el rival, todavía más. Se suspendió el partido varias veces por la lluvia y al final se jugó con poquísima luz. En el cuarto set, Rafael dispuso de pelota de partido y luego tenía 5-2 en el tie break, pero Federer conectó golpes de locura. Fue precioso. Final: A Roger Federer por 6-4, 6-4, 6-7, 6-7 y 9-7 en cuatro horas y 49 minutos.

Australia, 2009: Fue un torneo durísimo, con unas semifinales muy disputadas contra Verdasco. En la final, jugó con problemas por el esfuerzo, pero aguantó hasta el quinto set a Federer y ahí Roger no estuvo tan bien. Fue una gran satisfacción, porque se había dicho y escrito muchas veces que nunca podría ganar un grande en pista rápida. Pues mira... Final: A Roger Federer por 7-5, 3-6, 7-6, 3-6 y 6-2 en cuatro horas y 23 minutos.

Roland Garros, 2010: Rafael había sufrido mucho con las lesiones y su rival, Soderling, era el mismo que le había derrotado en esa pista. Llevaba mucho tiempo sin ganar a un top 10, se decían muchas cosas, pero la gira de tierra fue fantástica desde que ganó en Montecarlo. Final: A Robin Soderling por 6-4, 6-2 y 6-4 en dos horas y dieciocho minutos.

Wimbledon, 2010: Los primeros días lo pasó fatal y tuvo dos partidos a cinco sets que casi los pierde contra Haase y Petzschner; luego es verdad que mejoró. Acabó jugando bien. Me acuerdo de la semifinal contra Murray, ídolo local. Contra Berdych, en la final, Rafael fue muy superior. Final: A Tomas Berdych por 6-3, 7-5 y 6-4 en dos horas y 35 minutos.

US Open, 2010: El último grande que nos faltaba. Llegó jugando muy mal. Las primeras rondas se pasaron sin brillo, pero se mejoró. Luego, hizo un partidazo en semifinales contra Youzhny y en la final superó a Djokovic en cuatro sets. Fue el torneo del saque. Cambió la empuñadora y empezó a sacar muy bien. El último partido se disputó en lunes por la lluvia. Final: A Novak Djokovic por 6-4, 5-7, 6-4 y 6-2 en tres horas y 42 minutos.

Roland Garros, 2011: El más difícil. Rafael no conseguía tocar bien la pelota y eso le daba una intranquilidad grande. Todo cambió tras el partido contra Soderling. Final: A Roger Federer por 7-5, 7-6 (3), 5-7 y 6-1 en tres horas y 39 minutos.