Rugby

Muere Joost van der Westhuizen, leyenda de los «Springboks» que frenó a Jonah Lomu

El medio melé sudafricano fue diagnosticado en 2011 con ELA

Actualizado:

El exjugador sudafricano de rugby Joost van der Westhuizen, medio melé de la selección sudafricana de rugby que conquistó la Copa del Mundo en 1995, ha fallecido este lunes a los 45 años como consecuencia de las complicaciones de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que sufría, según ha confirmado la web oficial de la selección sudafricana de rugby.

«Van der Westhuizen falleció después de una lucha larga y valiente contra la esclerosis lateral amiotrófica durante los últimos seis años. Tenía 45 años y dejó dos hijos, Jordania, de 13 años, y Kylie, de 10, así como a su padre Gustav, a su madre Mariana, y a sus hermanos Pieter y Gustav», señala el comunicado del combinado afrikáans.

El presidente de la Federación Sudafricana de Rugby, Mark Alexander, afirmó que Van der Westhuizen «será recordado como uno de los más grandes de los 'Springboks' no sólo de su generación, sino de todos los tiempos». «Fue uno de los mejores medio scrum que el Mundial de rugby haya visto», indicó.

«Se convirtió en una inspiración y un héroe para muchos compañeros afectados por esta terrible enfermedad. Todos nos maravillábamos de su valentía, su fortaleza y su aceptación responsable de esta terrible carga. Es un día triste para el rugby en Sudáfrica, decimos adiós a una leyenda de los 'Springboks'», prosiguió.

Van der Westhuizen, internacional de 1993 a 2003, se consagró en el Mundial de 1995 de Sudáfrica, donde se hizo célebre por placar hasta en tres ocasiones en la final al neozelandés Jonah Lomu, fallecido en 2015. Aquel éxito se plasmó en el libro de John Carlin 'El factor humano', llevado al cine por Clint Eastwood con 'Invictus'.

Además, Van der Westhuizen fue nominado para el prestigioso premio al Mejor Jugador de Rugby del Año seis veces durante su carrera, en 1993, 1994, 1995, 1996, 1998 y 1999.

El de Pretoria fue diagnosticado de ELA a principios de 2011. A pesar de luchar contra esta enfermedad, estuvo implicado activamente en proyectos solidarios a través de toda Sudáfrica y del resto del mundo.