El luchador valenciano Enoc Solves defenderá el cinturón internacional HdH en Madrid
El luchador valenciano Enoc Solves defenderá el cinturón internacional HdH en Madrid - FB

Artes Marciales MixtasEnoc Solves: «Mi objetivo es ganar el título mundial de M-1»

El luchador valenciano atiende a ABC antes de subirse a la jaula de Hombres de Honor 91 para defender su cinturón internacional en el Roller Center de Moratalaz (Madrid)

Actualizado:

En ocasiones, ser considerado el mejor dentro de tu deporte en el ámbito nacional no implica necesariamente un abandono del anonimato lejos de su círculo de actuación. Es el caso que le atañe a Enoc Solves (Valencia, 1984). Hace más de una década que el luchador valenciano se enfundó unas guantillas para demostrar que podía forjarse un nombre en las artes marciales mixtas (MMA). Así, pese a empezar su carrera a una edad «tardía», gracias a una disciplina marcial, y de la mano del maestro Chinto Mordillo, ha logrado firmar grandes combates en M-1 Global, una de las mejores competiciones internacionales cuya base está ubicada en Rusia.

Solves es de los privilegiados que pueden presumir de vivir de un deporte cuya aumento de seguidores y practicantes es exponencial, pero que todavía no goza de un espacio mediático acorde a la masa social que forma parte de él. Capitanear junto a Toni Boluda el gimnasio M-1 Selection le permite tener las espaldas cubiertas. Ahora, el valenciano tiene la oportunidad de gustarse ante su público este domingo 18 de febrero en la velada Hombres de Honor 91 en el Roller Center de Moratalaz (Madrid), donde defenderá el cinturón internacional del peso medio (84 kilos) frente al ucraniano Artem Shokalo. En el mismo escenario, Karla Benítez luchará por alzarse con el cetro femenino de los 55 kilos ante Noemí Gonzales. Durante la preparación para estas esperadas batallas y, aprovechando un entrenamiento conjunto del equipo España Imperial, Enoc Solves atiende a ABC con la confianza del que se sabe bien preparado, no dejando lugar a la suerte. Y nos desvela su secreto mejor guardado para sentirse con energía.

¿Cómo empezó en el mundo de las artes marciales?

Empecé viendo los primeros vídeos de la UFC por internet y enseguida me despertó la curiosidad por las artes marciales mixtas (MMA), que antiguamente era lo que se llamaba el «valetudo» (con escasas reglas), su antecesor, que era mucho más impactante y estaba loco por ver cómo era eso y experimentarlo.

Estamos acostumbrados a que los grandes luchadores se enfuden los guantes a una edad muy temprana, ¿usted con qué edad comenzó?

Un poco tarde para mi forma de ver, a los 21 años, con el tema de las MMA. Hice cosillas previas en el boxeo, mucho guanteo… pero ponerme en serio a los 21.

Hay deportistas que únicamente practican las MMA por mantener la forma, o por salud. ¿Cuándo se subió por primera vez a competir?

A competir empecé a los 24, después de tres años entrenando. Entrenaba de 5 a 8 horas al día porque me apasionaba. Competí directamente por primera vez en profesional en un selectivo de M-1 Challenge que lo organizaba el maestro Chinto Mordillo. Me clasifiqué para M-1 y en la primera pelea ya empecé a representar a España, desde 2008 hasta ahora, voy a cumplir 10 años.

Para haberse iniciado tan tarde, desde luego que ha recuperado el tiempo perdido.

Sí, gracias a Chinto Mordillo he podido pelear en Japón, Finlandia, Alemania, Suiza, Rusia… ¡y antes no había salido ni de Valencia! (risas).

Descríbanos cómo es su día a día como luchador profesional.

Me despierto a las 8 de la mañana, me voy a hacer una hora y media de boxeo con un entrenador de la selección española, José Olivares, para mí el mejor boxeo que hay aquí en España. Luego voy al gimnasio propio que llevo, el M-1 Selection, junto a Toni Boluda, que es un fuera de serie, cinturón negro de grappling. Luego vienen a ayudarme armenios y rusos con lucha grecorromana y lucha libre. Solo hago el boxeo fuera de mi gimnasio, el resto de disciplinas de combate las hago allí.

El secreto de Enoc Solves para la recuperación: «Tomo agua de mar, que reduce la fatiga muscular»

Una de las facetas a cuidar con disciplina marcial en un luchador es la alimentación. Imagino que tendrá dietas estrictas, ¿cómo se lleva eso?

Tengo un preparador, que es Ángel Style, presidente de la federación IFBB de Valencia de culturismo y me lleva al límite de todo: fuerza, grasa… Voy muy bien aconsejado. Toda mi comida va pesada, la suplementación, las vitaminas, el fósforo. También tomo agua de mar, que reduce la fatiga muscular. Tengo unos cuantos trucos que desde que me lleva la dieta Ángel me siento con otro tipo de gasolina.

Este domingo tiene la oportunidad de dar un buen espectáculo ante el público español, ya que sus últimas peleas han sido en Rusia. ¿Cómo se ha preparado el campamento de entrenamiento específico para esta pelea?

No me gustaría que estas palabras las leyera mi rival antes de la pelea. Sé que es un striker (golpeador en lucha de pie), me encantan las luchas arriba en pie. Que los luchadores no derriben tanto y metan un poco más las cuatro onzas (las guantillas profesionales de MMA tienen este tamaño), me gusta esa distancia. He visto sus peleas y por ello he practicado mucho la lucha grecorromana y lucha libre, para poderle llevar al suelo si en algún momento me veo en un problema durante la pelea.

¿Qué significa para usted competir en Hombres de Honor?

Es el lugar donde empecé, el que me dio esa primera oportunidad cuando nadie te conoce y estás pidiendo por favor que te permitan pelea en algún evento. Este es el que me lo permitió y en el que quiero que en un futuro debute mi hijo, ya que soy padre. Es el mejor evento de España, por la trayectoria, va a por la edición número 91. Son muchas peleas y mucha gente la que ha pasado por esta competición.

Da la sensación de que actualmente en el peso medio no tiene rival en España... ¿Cómo lo ve usted?

Creo que los luchadores intentan bajar el máximo peso posible. Yo también empecé en peso semipesado (93 kilos) y me bajé al peso medio (84) y, si pudiera, bajaría a welter (77) porque tienes más envergadura y te viene mejor. En España ya somos relativamente pocos luchadores, encima en este peso de unos 90 kilos para bajar a 84 somos menos gente aún. De los que hay ahora mismo, a alguno les veo que son el futuro. Por ejemplo, Felipe «El Negro» es un crack. Hay otros luchadores que les falta un poquito más de experiencia, pero que están en la buena línea y que van a dar mucho que hablar de aquí a un par de años y que ahora mismo ya están haciendo sus pinitos en el extranjero.

Reclamo: «Faltan más apoyos de los patrocinadores. En España hay que trabajar y luego entrenar»

Ahí quería llegar. Hay varios luchadores españoles haciendo sus pinitos, pero todavía queda por consolidarnos en las grandes ligas. ¿Qué le falta a los peleadores nacionales para ser más competitivos fuera?

Más apoyo de los patrocinadores. Los luchadores en otros países tienen los entrenamientos pagados y en España tienes que trabajar para pagar tus cosas y, aparte, entrenar. ¿Qué tiempo tienes? Si trabajas ocho horas, duermes, las comidas... y si tienes un hijo, no queda tiempo. Yo soy padre, tengo un gimnasio, entreno seis horas al día y me lo monto como puedo. Necesitamos gente que nos apoye para llegar más lejos.

Hágame un análisis general de las MMA españolas.

Comparado a unos años atrás, va viento en popa. Hay eventos en todas partes, antes solos los hacía el maestro Chinto Mordillo, era el único. Ahora ya vemos varios promotores. Vas a ver los eventos y son gigantes y preciosos. Cada vez hay más sponsors, más luchadores, más mánagers, más promotores... creo que está creciendo y va muy bien, aunque sí que es cierto que no como en otros países.

Lleva casi una década peleando en Rusia, ¿cuándo cree que conquistará un cinturón en la prestigiosa compañía M-1 Global?

Ahora mismo tengo que defender el cinturón europeo de Hombres de Honor (el 18 de febrero en el Roller Center de Moratalaz en Madrid). Está previsto luchar en M-1 próximamente, y si gano esta lucha disputaré el título mundial de M-1, si lo gano sería el único español en hacerlo. No en disputarlo porque Abner Lloveras ya lo hizo, pero perdió en el cuarto asalto. Espero ser el primer luchador nacional en hacerse con un cinturón de la compañía rusa.

Esta pregunta tenía que llegar. ¿Llegará a la UFC?

Todo luchador sueña con luchar en UFC. Mi sueño es luchar en M-1, lo he conseguido y ahora quiero ganar un cinturón allí. UFC es una empresa más, no es que esté loco por pelear en UFC. Yo quiero vivir de esto. Si UFC me deja vivir de esto, vale. Pero si van a pagarme menos bolsa que en M-1... yo en M-1 estoy muy bien, es mi casa, llevo 10 años aquí y me tratan de lujo.

¿Cree que uno de los fallos de las MMA en España es la falta de conceptualización como un todo, sino que se segregan las distintas disciplinas sin llegar a fusionarlas de una manera efectiva?

Es verdad. Mucha gente lo entrena por separado. Hoy (por el día de la entrevista) hemos venido a Madrid a hacer un entrenamiento conjunto de España Imperial y se quitan todas las líneas. Son las MMA en estado puro. Codos en el suelo, proyecciones, montadas, golpes... y no se para hasta que el rival (compañero en este caso) está con pocas opciones de continuar. Está bien entrenar por separado, pero enfocado a las MMA. No todos los días se puede hacer un esparring de MMA porque es de las peleas más duras que hay. Todas las semanas tienes que rodar (juego de suelo) entrenando unido a otras disciplinas, poniendo vaselina en los hombros simulando al sudor, con guantillas... lo más real posible.

Entrenamiento extremo: «Hice tantos asaltos de esparring que me subió el nivel de agresión en M-1»

En su última pelea en el M-1, hizo parte del campamento de entrenamiento en Londres, invitado por Miggy C. en el London Shootfighters, ¿qué nos puede contar de esa experiencia?

Fue increíble. Empezando por el trato de Miggy C., que es una bellísima persona y apoya mucho a las MMA y a los luchadores. Me fui allí con él y comprobé con mis ojos que no me dejaba ni abrir la puerta del coche, me cogía las maletas, me daba de comer, me llevó a clases particulares con campeones mundiales de boxeo. Hice esparring con Michael «Venom» Page (MVP) de Bellator, también con Jim «Judo» de UFC. Hice tantos asaltos de esparring, ocho por día de cinco minutos obligatorios, que me subió el nivel de agresión tanto que mi siguiente pelea en M-1 mi rival me duró 44 segundos. Salí corriendo a por él porque el nivel de agresión me había subido unos cuantos puntos más. Claro, me había pegado todo el mundo en el London Shootfighters (risas). Jim «Judo» me noqueó. MVP me dejó un par de veces tirado. ¡Qué vas a hacer contra estos enormes luchadores de UFC y Bellator! Creo que esa visita fue lo mejor que he podido hacer.

Su nivel también es muy alto. ¿Qué tal se vio en relación con los luchadores de ese gimnasio?

Está claro que MVP es de otro planeta. Lo que todo el mundo le ha visto hacer en Bellator delante de las cámaras, te lo hace en el gimnasio jugando y riéndose con una facilidad increíble. Hace lo mismo peleando que entrenando, se lo pasa pipa. Quitando un par de luchadores que son de otro planeta, con los demás pude trabajar bien, pegas y te pegan. MVP la verdad es que me impresionó, un chaval con 77 kilos y midiendo casi 2 metros... me llevé una sorpresa.

Parece que su esparring con MVP le ha marcado. ¿Tan espectacular es verlo en directo?

Es fino, fino. Entrenando es muy fino. Si quiere te toca, si no quiere no te toca. Una cosa es que tú pegues a Michael Venom Page y otra cosa es que sobrevivas a su esparring. Para mí un detalle muy importante fue acabar, yo en mi mente tenía claro que quería salir andando del octógono (risas). He aprendido mucho, me vino muy bien y espero repetir en breve.

Después de tantos años en el mundo de las MMA, ¿se puede vivir de este deporte?

Gracias a Dios, yo puedo decir que vivo de las MMA, con todo lo que conlleva porque este deporte es muy grande: puedes ser monitor, instructor, competidor... Envuelve muchas cosas, clases, competiciones.

¿Qué consejo le daría a alguien que esté empezando en este deporte?

Que mire quién le está enseñando, que el que esté enseñando a caminar sepa caminar. Que no te lleve él caminando, pero que te muestre como camina él.

¿Cómo le explicaría las artes marciales mixtas a un neófito?

Al que le gustan las artes marciales con este deporte se vuelve loco, porque incluye todas las distancias. No puedes decir qué arte marcial es mejor que otra, cada una es buena en su campo, no hay nada que discutir por eso creo que nació la UFC, de la discusión de cuál era el mejor arte marcial y dijeron vamos a una jaula y a ver qué pasa aquí. De ahí nacieron las MMA, que son el último escalón en las artes marciales y lo más apasionante.

Cuidado de la imagen: «Los peleadores debemos de tener una persona que nos lleve las redes sociales»

Para muchos seguidores y peleadores usted es el mejor luchador libra por libra de España, ¿lo siente así?

Eso es lo que dicen, pero nunca se puede saber porque hay buenísimos luchadores. Eso solo es el criterio del que haya hecho cierto ránking. Yo me siento el mejor pero porque les he ganado a en mi peso, no porque alguien lo diga.

Saltando a su ámbito más personal, ¿tiene alguna otra afición?

¡No me queda tiempo para nada! Bailo un poco de bachata con mi novia y el tiempo que tengo estoy con mi hijo.

Estamos en el siglo XXI, el de la revolución tecnológica. ¿Qué importancia cree que tienen las redes sociales para carrera de un luchador profesional, especialmente en España donde no son tan conocidos?

Son muy importantes. Creo que debemos tener una persona que nos lleve las redes sociales, porque un luchador en primera línea de guerra no puede estar pendiente todo el rato. O contestas los mensajes de Facebook o luchas. Yo tengo a Silvia Luque, que es una fuera de serie y me lleva las redes sociales (Enoc Solves Oficial). Cada dos horas está subiendo, escritos, fotos, información de todo tipo, los entrenamientos... sin estar a mi lado porque ella trabaja en Madrid. Es gente que nos ayuda, que está en la sombra pero que están ahí y son muy importantes.

Terminemos pensando en el futuro. ¿Qué proyectos deportivos tiene entre guantillas? ¿Y cuándo se jubile?

Tengo marcado como próximo objetivo el título mundial de M-1 Global. El día que me retire me centraré en los chavales de mi gimnasio, el M-1 Selection en Valencia, que tengo un montón de competidores. Como le digo siempre al maestro, quiero ser Chinto Mordillo cuando tenga 50 años y seguir esa línea.