Oreja para Marcos, que supo a poco, en Zaragoza

La Misericordia abrió por fin sus puertas esta temporada

ZaragozaActualizado:

La Misericordia abrió sus puertas por primera vez en la temporada. Un tortuoso proceso de adjudicación de la gestión de la plaza, sumido en sentencias y recursos judiciales, nos ha llevado a finales de septiembre con el coso de la capital aragonesa cerrado a cal y canto. Solo una medida cautelar del Tribunal Superior de Justicia de Aragón va a permitir celebrar lo que debió programarse en San Jorge, por el mes de abril, y la Feria del Pilar.

Y en la primera de esta extraña temporada, una desigual novillada de Aurelio Hernando, con al menos dos ejemplares de triunfo. La casta de Veragua se disfrutó con el precioso jabonero que hizo quinto. Otra cosa fue el balance final, que se quedó en una vuelta al ruedo para David Salvador y una oreja para Marcos.

Rafael González ofreció lo mejor de la tarde en una templada y airosa serie de naturales al que abrió plaza. Lo único que tuvo un astado demasiado endeble. Alargó en demasía la faena del cuarto, sin que sus buenas intenciones pasaran a más.

Marcos, vino a sustituir al anunciado Miguel Cuartero, lesionado en el campo. Parado e imposible el segundo, y al buen quinto le enjaretó una faena entusiasta, que levantó la losa que ya pesaba sobre la tarde. Mejor con la derecha que al natural. Con un punto más de sosiego la cosa hubiera alcanzado mayores cotas. Se llevó una oreja del ovacionado novillo en el arrastre.

David Salvador no pasó de voluntarioso con el tercero, que le ofreció más de lo conseguido, y con el feble y noble sexto anduvo escaso de compromiso.