El Juli torea de rodillas al cuarto toro de la tarde
El Juli torea de rodillas al cuarto toro de la tarde - Efe
Patrocinado porPlaza 1

El Juli y Talavante salen a hombros en Castellón

También corta una oreja Manzanares en una manejabilísima corrida de Garcigrande

CASTELLÓNActualizado:

Han mejorado este año los carteles de la Magdalena y se nota en el buen ambiente taurino. Ésta es una fiesta mediterránea, con bandas de música, «mascletás», las gaiatas (el equivalente de las fallas valencianas), los fuegos artificiales y un público entusiasta: una Feria muy grata, para los toreros.

Casi se llena la Plaza, con el cartel de figuras, y la gente sale feliz, con la salida a hombros de El Juli, con tres orejas, y Talavante, con dos. También corta un trofeo Manzanares. Los toros de Garcigrande parecen rendir homenaje a su criador, Domingo Hernández, hace poco desaparecido: para los diestros, difíciles de mejorar. Nos quejamos tantas veces de reses que se paran; las de esta tarde, en cambio, no han parado de moverse, como maquinitas, y de embestir con nobleza. Otra cosa es la comodidad de las cabezas y la justeza de fuerzas pero, en conjunto, una corrida magnífica. No es raro que, ahora mismo, las figuras se disputen este hierro.

Alejandro Talavante, en un fantástico natural a pies juntos
Alejandro Talavante, en un fantástico natural a pies juntos - Efe

En su vigésima temporada como matador, reaparece El Juli, después de su cornada en América. (Ha quedado fuera de las Fallas precisamente porque no le dan estos toros pero, por fin, ha entrado en San Isidro). El primero, gacho y cornicorto, es muy pobre de cabeza, levanta protestas pero embiste pronto, va largo y repite. Julián lo aprovecha plenamente, con capote y muleta. Desde el comienzo, liga las incansables embestidas; eso sí, con la pierna contraria algo retrasada, como ahora es mala costumbre. Al final, levantan un clamor la noria, los circulares invertidos y las luquecinas. Llego a escuchar una voz : «¡No lo mates!» Lo hace con su habitual y feo salto: dos orejas. El toro, «Heredero», regalaba las nobles embestidas; la faena ha tenido mando y gran oficio. El cuarto también es cómodo y terciado, embiste con alegría. Julián se hincha a torear con el capote, las lopecinas levantan un clamor. Comienza con once muletazos de rodillas, por los dos lados. La faena es menos limpia y completa que la anterior pero transmite ilusión y entrega. Estocada corta, también con salto: una oreja.

Gran estocada

Reaparece en Europa Manzanares después de su grave lesión, que le obligó a cortar la pasada temporada. Es la base de esta Feria de la Magdalena, el único que actúa dos tardes. El segundo, muy cómodo, recibido con pitos, se asoma al callejón, mansea un poco pero no para de embestir, algo gazapón. El diestro no acaba de sentirse a gusto pero logra una gran estocada. El quinto también repite, incansable. José María va logrando poco a poco su toreo lento, de clase; al final, se lo enrosca a la cintura, con arte. Con la espada, como tantas veces, un cañón: una oreja. Pero no ha sido su mejor tarde.

Talavante ha logrado una gran faena en Olivenza, con su original estética. Al tercero, más astifino, lo ha de sujetar Trujillo porque tampoco se para pero, en el segundo muletazo, da una vuelta de campana y lo acusa, cae varias veces. El diestro, algo conservador, corta la faena y mata mal. Lo compensa en el sexto, otro gran toro, aunque acaba rajándose a tablas. Lo recibe Alejandro a una mano, mece las verónicas; liga muletazos al ralentí, intercalando arrucinas. La faena, variada y original, se remata con una gran estocada: dos orejas.

José María Manzanares pasea feliz la oreja del quinto toro
José María Manzanares pasea feliz la oreja del quinto toro - Efe

No es éste mi ideal de toro; me gusta más armado, con más fuerza, pero valoro su movilidad y su nobleza. Los de Garcigrande han propiciado una tarde feliz, para los diestros y para el público: eso es muy bueno para esta Feria de la Magdalena.

De la vecina Valencia llega la noticia de que se ha resuelto, por fin, el problema que había creado el Ayuntamiento, negándose al aparcamiento de los camiones, necesarios para la retransmisión televisiva de la Feria de Fallas. ¡Qué disparate! ¿No se dan cuenta de la promoción que eso supone para la ciudad? ¡En qué manos estamos!

Postdata. Aciertan Simón Casas y Rafael Garrido, gerentes de Las Ventas, al precisar que su apuesta por la modernización de la Fiesta incluye respetar su esencia: un toro bravo, la lidia clásica, un diestro valiente y artista. Le preguntaron al genio Dalí qué era lo más moderno, en pintura, y contestó: «Velázquez, sin duda». Así es el arte. Otra cosa serían «moderneces» superficiales que no llevan a ninguna parte: por desgracia, ahora mismo, suelen repetirse.

CASTELLÓNActualizado:Actualizar

Sexto toro

Ya está el último en el redondel. Se llama Lusitano, herrado con el número 79, negro listón, de 529 kilos. Cierra el cartel Talavante. Otro toro buenísimo, con el que el extremeño está original y toreando muy bien. Gran estocada. Dos orejas.

Quinto toro

Aparece el quinto de la tarde, Treinta y Dos de nombre, negro mulato, de 581 kilos, muy noble y con movilidad. Manzanares tarda en cogerle el aire, pero al final logra muletazos muy estéticos y es un cañón con la espada. Estocada desprendida(oreja).

Cuarto toro

Ya está en el cuarto en la arena, de Domingo Hernández, Pitillo, más astifino, con movilidad y noble. El Juli se hincha a torear con el capote, en las zapopinas, y da once muletazos de rodillas. Aunque luego se embarulla, la gente se vuelca por su entrega. Estocada corta. Oreja. Y ovación al toro.

Tercer toro

Sale el tercero de Garcigrande, bautizado como Barbarito, castaño claro, número 24, de 501 kilos. Otro toro con mucha movilidad, pronto en el caballo. Alejandro Talavante da buenas verónicas, pero en el comienzo de faena se da una vuelta de campana y el torero abrevia. Mata mal. Dos pinchazos y estocada. Silencio.

Segundo

Ya está en la arena el segundo, Despreocupado, número 108, negro, de 504 kilos. José María Manzanares se enfrenta al primero de sus cuatro toros de La Magdalena. El toro, pobre también de pitones, es un poquito andarín y se mueve tanto que no permite estar del todo a gusto al alicantino, que deja algún muletazos suelto con estética. Gran estocada. Petición escasa y saludos.

Primer toro

Sale el primero, Heredero, número 101, colorado, de 519 kilos, de pobre cabeza. Abre plaza El Juli, que reaparece una vez recuperado de su cornada en Bogotá. El toro sale suelto, pero luego no para de embestir con repetición y nobleza. Faena de mucho oficio, técnica y mando al estupendo toro. Estocada con salto. Dos orejas. Ovación al garcigrande.

Sorteo

Esta mañana se sortearon los toros que van a salir al ruedo en unos minutos. Los tres primeros llevan el hierro de Garcigrande y los tres últimos, de Domingo Hernández.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la cuarta corrida de la Feria de Castellón. Hacen el paseíllo El Juli, que reaparece vestido de grana y oro; José María Manzanares, de sangre de toro y oro, y Alejandro Talavante, de nazareno y oro.