Diego Urdiales se ajusta la montera
Diego Urdiales se ajusta la montera - abc

Directo: gloria y lágrimas de Urdiales, que desoreja a un gran alcurrucén en Bilbao

Actualizado:

Urdiales se marcha a hombros en olor de multitudes. La gente lo aclama al entrar en la furgoneta. Las lágrimas son ya una sonrisa inmensa entre los gritos de ¡torero, torero! Habla para Movistar Plus. «Esto es increíble, me ha costado mucho. Hasta que llega se pasan muchos malos ratos. Necesitaba un día como este y confíabamos en que tenía que llegar y ha llegado. de la única forma que podía llegar era ser yo. Muchos te hacen dudar y no creen que vas por el camino correcto, pero sí sabía. Va por mi hija, mi mujer, mi madre y por todos los que han confiado en mí»