Iván Fandiño
Iván Fandiño - abc

La expedición de los «Diez Mil» llega a Las Ventas para ver a Iván Fandiño con seis toros

Gran expectación para la corrida que estrenará la temporada en Madrid el Domingo de Ramos

Actualizado:

No son los famosos «Diez mil» de aquella expedición de mercenarios griegos que por vez primera vez lograron escapar de un imperio hasta entonces inviolado. Ese «hasta entonces» ocurrió en el siglo V antes de Cristo. Pero hoy es el siglo XXI. Y estos diez mil no son mercenarios. Son aficionados a los toros, hombres y mujeres, jóvenes y viejos que «buscan huir de la rutina», en palabras de José Ramón, uno de los espectadores que esta mañana hacían cola en las taquillas de Las Ventas.

A ambos lados de las ventanillas, los carteles anuncian el acontecimiento con la imagen de un torero de azul mar y un rostro lleno de surcos que se hunde en la oscuridad del fondo de la imagen, en la oscuridad de los seis hierros legendarios que pisarán el ruedo el 29 de marzo: Palha, Partido de Resina, Victorino Martín, Cebada Gago, José Escolar y Adolfo Martín. Sobre ellos, una mano con nudillos de Quijote sujeta una muleta.

Variedad de encastes

Es Iván Fandiño, el torero del que no para de hablarse alrededor de la Monumental de Madrid, el torero que desafía a su propio destino para escribir su propia historia el 29M. «Con el toro, toro», apunta otro aficionado, «que a las figuras de hoy se les olvida que queremos verlos con más variedad de encastes, como han hecho las figuras toda la vida». Álvaro, José Ramón, María Jesús... Tres de los diez mil aficionados que ya han comprado su localidad para una fecha histórica en Madrid. «Nadie ha hecho un gesto así con seis ganaderías toristas distintas», comentan.

Ellos no se lo perderán. Ni 9.997 más (y un buen número más que desde esta mañana ya habrán adquirido su entrada). No se recuerda una expectación semejante para el estreno de la temporada en Madrid. La propia empresa, pese a confiar desde el principio en el tirón de esta cartel, se muestra sorprendida con la rapidez en la adquisición de localidades. Tremendo el interés despertado. Ya solo faltan veinte días para la gran cita... Y todo apunta a que la expición de los «Diez mil» se multiplicará.