Un toro sale al ruedo de Pamplona
Un toro sale al ruedo de Pamplona - efe

Los enemigos de la Tauromaquia también cogen «el toro por los cuernos»

Pío Baroja, Johan Cruyff o Artur Mas lidian a su manera en la piel de toro

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El lenguaje taurino está presente en el día a día del pueblo español. Desde siempre. Incluso los enemigos de los toros y los no partidarios de la Fiesta han empleado, y emplean, su rico léxico.

P0r ejemplo, en absoluto era aficionado Pío Baroja pero escribe, en una de sus novelas, que un personaje «daba a su suegra cada capotazo que la desarmaba».

«Habría que poner un buen par de banderillas al que imcumpla los tratados de paz»

Se contagia este lenguaje a no pocos extranjeros que nos visitan. En noviembre de 1998, el ministro ruso de Asuntos Exteriores declaró a la prensa española que, para solucionar el conflicto de la antigua Yugoslavia, «habría que poner un buen par de banderillas al que incumpla los tratados de paz». No parece que llegaran a hacerlo.

El gran jugador y entrenador holandés Johan Cruyff, harto de las polémicas sobre el Barcelona, declaró: «No estamos aquí para torear problemas extradeportivos». Podría seguir diciéndolo...

Un banquero alemán, Karl-Otto Born, director general en España del Westdeutsche Landsbank -que no suena muy taurino- declaró: «Agarremos el toro por los cuernos y hagamos una Europa más competitiva...»

En Cataluña

La misma expresión la usó Joan Ridao, portavoz de Esquerra, en el Debate parlamentario del Estado de la Nación (13-V-2009), al exigirle a Zapatero «que coja el toro por los cuernos».

Consiguió prohibir la Fiesta en Cataluña Artur Mas, que se refería así a esa España que, según él, les roba a los catalanes: «En la piel de toro predomina más el odio que la concordia». (Ya se sabe, el «oasis» catalán frente al «malvado Estado central», cuyo nombre se omite).

«Ha puesto el toro en suerte... Que no sea un brindis al sol»

En el debate parlamentario (11-VII-2013), se opuso a la Iniciativa Legislativa Popular a favor de la Tauromaquia Monserrat Surroca, en nombre de Convergencia, pero también usó una expresión taurina: «Cambiando de tercio».

Varias frases taurinas me dirigieron ese día los representantes socialistas, la Sra. Costa («Ha puesto el toro en suerte... Que no sea un brindis al sol») y el Sr. Torres Mora («Nos ha tocado lidiar con este asunto»). Los dos se declararon aficionados a los toros pero el PSOE, con su notoria ambigüedad, acabó absteniéndose...