Una escena de la ópera «Billy Budd» en el Teatro Real
Una escena de la ópera «Billy Budd» en el Teatro Real - Javier del Real

El Teatro Real justifica como un «voluntariado» la participación de figurantes no pagados

La Unión de Actores ha denunciado la presencia de un centenar de figurantes no retribuidos en la ópera «Idomeneo»

MadridActualizado:

El Teatro Real justificó este viernes la participación de alrededor de cien figurantes sin cobrar para la ópera «Idomeneo», que le ha valido una denuncia por parte de la Unión de Actores y Actrices, en que se trata de un «programa de voluntariado» para que quienes «tengan interés personal» puedan asistir a ensayos y figurar como parte de la masa en determinadas escenas.

El sindicato de intérpretes anunció una denuncia contra la institución ante la Inspección de Trabajo y la Fiscalía por buscar a cien figurantes que, según explicó el Teatro Real, formarán parte de la masa de refugiados y militares en diversas escenas y asistirán a 18 ensayos y nueve días de función. Todo ello con carácter «voluntario» y para miembros del programa de «Amigos del Teatro Real» promovida por su fundación, según la propia institución artística.

Según el convenio colectivo del sector, los figurantes deben cobrar un mínimo de 42,29 euros por ensayo y 62,10 por función. «Sólo en salarios, el Teatro Real se ahorrará 132.012 euros y dejará de ingresar a la Seguridad Social 49.505 euros», denunció la Unión de Actores y Actrices.

Sin embargo, el Real emitió un comunicado en que explica que «el número aproximado de voluntarios que participarán de modo directo en este programa será de cien», pero que «no constituye de forma alguna elemento determinante de recreación escénica» y que quienes participen lo harán con carácter «solidario».

A todos estos figurantes se les dará la opción de formar parte de la masa de refugiados y militares en diversas escenas de la puesta en escena dirigida por Robert Carsen de la ópera de Mozart, que se estrenará el 19 de febrero en coproducción con la Canadian Opera Company de Toronto y el Teatro dell'Opera di Roma.

«Este programa está dirigido a los miembros de la Fundación Amigos del Teatro Real que voluntariamente tengan interés personal en participar en cuestiones relacionadas con el voluntariado cultural, que deseen asistir presencialmente a los ensayos de dicha ópera, acreditados en todo caso como voluntarios», explicó el Teatro Real.

Por el contrario, para el sindicato de actores «en un sector como el artístico, donde sólo un mínimo porcentaje de sus trabajadores puede vivir de la profesión, es un insulto que una institución como el Teatro Real elimine cien puestos de trabajo», en palabras de su secretario general, Iñaki Guevara.

Y es que consideran que se trata de «una sustitución masiva de trabajadores con el único objetivo de evitar los costes que tiene contar con profesionales, costes que asumen todas las empresas públicas y privadas en este país».

De momento, los artistas profesionales ya están tramitando una denuncia ante la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social y la Fiscalía porque consideran «constitutivo de un delito contra los trabajadores» la cantidad de dinero que se retraerá de la Seguridad Social.