El Orfeón Donostiarra vuelve a Madrid con «Carmina Burana» y una sorpresa
El Orfeón Donostiarra / ABC

El Orfeón Donostiarra vuelve a Madrid con «Carmina Burana» y una sorpresa

O. BELLOT / C. FRAILE
Actualizado:

El Orfeón Donostiarra vuelve a Madrid. El coro ofrecerá, el viernes y el sábado, dos conciertos en el Auditorio Nacional de Música de Madrid junto a la Orquesta Filarmonía y bajo la dirección de José Antonio Sainz Alfaro, quien lleva al frente del Orfeón desde 1988. Más de dos décadas que le han servido al titular de la coral para iniciar un intenso proceso de modernización que ha desembocado en la articulación de «un coro potente» con el que «responder a los entre treinta y cuarenta conciertos anuales» de la formación.

En los dos recitales del Auditorio Nacional de Música de Madrid, el Orfeón Donostiarra interpretará «Carmina Burana», la cantata en dos actos de Carl Orff que le ha deparado a la formación algunos de sus mayores éxitos desde que la incorporara a su repertorio allá por 1960. Desde entonces, la ha representado junto a la Filarmónica de Berlín, la Royal Philharmonic o la London Symphony Orchestra. «No significa para nosotros más que otras obras sino que es el público el que la pide», explica José Antonio Sainz Alfaro, quien reconoce que suele ser la pieza de la que echan mano cada vez que tienen que enfrentarse a un público amplio como el que se dará cita en el Auditorio Nacional de Música Madrid.

«Cuantas más veces la interpretas, más riqueza obtienes de ella», apunta Sainz Alfaro sobre una «Carmina Burana» que, como el Orfeón, se ha visto beneficiada por el paso del tiempo. «Las orquestas han evolucionado mucho en los últimos años, algo que se debe en gran medida a la mejoría experimentada por los instrumentos de percusión. Hoy en día están mejor preparadas para afrontar cualquier obra y todo va in crescendo», señala Sainz Alfaro.

La soprano Mercedes Arcuri, el contratenor Luis Santana y el barítono Luis Calero encabezarán el elenco de solistas con el que el Orfeón Donostiarra tratará de deleitar a un público madrileño que siempre les ha «mimado» y para el que se guardan «más de una sorpresa». «Como "Carmina Burana" apenas dura una hora, le añadiremos alguna canción representativa del Orfeón», revela el titular de la formación, quien sólo avanza que será «una obra vasca pero de gran reconocimiento a nivel internacional». Un regalo del Orfeón para un recital imprescindible.