Fito Cabrales
Fito Cabrales - BELÉN DÍAZ
Música

Fito Cabrales: «Quienes llaman fascista a Serrat no saben que la Torre Eiffel tuvo la esvástica colocada»

El líder de los Fitipaldis presenta el recopilatorio y documental «Fitografía», con el que celebra el 20 aniversario del grupo

Actualizado:

Tras una rueda de prensa celebrada en el Wizink Center, en la que no quiso mojarse demasiado sobre el tema catalán («igual deberían probar a tomar una 'pirula' y así lo arreglan», bromeó), Fito Cabrales atendió a ABC para entrar más en detalle acerca de los motivos y la preparación de su próximo lanzamiento, un extenso recopilatorio con el que celebra el 20º aniversario de los Fitipaldis, que incluye una regrabación de un tema de Platero y Tú y un documental en el que es entrevistado por su amiguete Iñaki López.

Cuando cerró la etapa de Platero y Tú y empezó la travesía Fitipaldi, ¿tuvo algo de miedito?

(Piensa unos segundos) No recuerdo tener esa sensación de temor. Era todo ilusión. Los comienzos de bandas son lo más emocionante, y tengo la suerte de haber vivido eso dos veces. Cuando empezamos con Platero todos teníamos unos trabajos bastante malos, y aun así, dio vértigo dejarlos para lanzarse a la aventura. Luego, cuando lo dejamos, a todo el mundo le pareció lo más normal. Tenía un nuevo proyecto súper interesante que me llenaba muchísimo, y no hubo lugar para la duda.

¿La decisión fue estrictamente creativa, o también influyó el pensar en un futuro más estable, con las riendas mejor amarradas?

No, de eso no creo que hubiera nada. Porque en realidad, lo más seguro era quedarse en Platero, que era una banda de éxito. Hacíamos giras más o menos grandes, y no lo dejé porque la cosa fuera floja. Veníamos a Madrid y hacíamos tres Rivieras... teníamos trabajo. Pero la causa no fue sólo artística, el desgaste personal también tiene su peso en la historia. Éramos cuatro amigos, cuatro amigos de verdad. Lo seguimos siendo pero... no sé citarte las causas exactas pero cuando un chaval tiene una banda de rock es lo más importante en su vida. Nunca pensamos que grabaríamos siete discos, qué hostias... Lo que más pesó fue lo artístico, pero también había ya un poco de dejadez, de falta de interés... Las cosas van cambiando y cuando te das cuenta ya son otra.

¿Con Fitipaldis hubo que esperar un poco para saber que había tomado la decisión correcta?

Bueno... Hubo que esperar un poco. Es muy relativo. Si tu zona natural son las salas pequeñas, y las llenas, pues crees que vas bien. No te planteas el reto de llenar pabellones. Entonces, cuando eso va llegando a poco a poco, pues es como un regalo extra. Es algo que no está planificado, te pilla porque te pilla.

«No saco disco nuevo porque todo lo que se me ocurre es una mierda»

En estos veinte años habrá sufrido alguna decepción con los Fitipaldis.

¡Jajaja! Las habrá habido, pero qué bien funciona el cerebro, que las borra rápidamente. Quizá el hecho de gustar, de tener éxito, te lleva a caminos, situaciones o zonas para las que nadie te ha preparado, para las que nadie te ha programado. Tienes que aprender a convivir con eso sobre la marcha. Nadie te dice «cuando seas famoso vas a hacer esto y lo otro», porque nadie piensa que te va a ir tan bien. No a nivel artístico, pero a nivel personal, pues siente un poco de presión. Sale un disco y se moviliza mucha gente por ti, se prepara una gira, una promo etc... y de repente da vértigo que haya tanta gente trabajando por tu disco. Cuando empecé con Fitipaldis no era así, levantábamos el teléfono, llamábamos a una sala y si tenían hueco libre, lo cogíamos y cuando llegaba el día metíamos todo en la furgo.

Cuando era un chaval, ¿no le molestaba que sus ídolos rockeros lanzaran un recopilatorio en lugar de un nuevo disco?

¡Jajaja! Sí, sí... Me pasa incluso ahora. Prefiero que los artistas a los que sigo saquen cosas nuevas a recopilatorios, está claro. Aunque sea un recopilatorio muy «currao», lo que la gente quiere es canciones nuevas. Te soy sincero, no he sacado nada nuevo porque todo lo que se me ocurre es un mierda. Te lo digo así. Por eso no quiero grabar disco. Estaba intentándolo, pero de repente surgió la oportunidad de hacer esto. Me llamaron y me dijeron «oye, ¿sabes que hace veinte años que empezaste con los Fitipaldis?», y yo, «pues no, yo estaba intentando hacer un disco». Después hablé con Carlos Raya, y me dijo: «Oye ¿no te molaría hacer esto del recopilatorio, y así sales de la mierda de loop en la que estás metido, y te despejas la cabeza?». Dije que molaría, pero a condición de que no perdiese demasiado el hilo de mi disco nuevo. Por eso sólo vamos a dar veinte conciertos. En verano lo retomaré. Si tuviera que afrontar una gira de cien conciertos hubiera dicho que no.

¿Cree que remover un poco el pasado le ayudará a desbloquearse?

Es lo que quiero creer, no es algo de lo que esté convencido. No tengo la seguridad, ni tampoco lo hago por eso. Es que el otro camino no me estaba llevando a ningún lado. Es que hay muchas razones por las que no sale la música. La más natural es porque no es fácil, ¡jajaja! Y la segunda es que a lo mejor no estás del todo conectado con lo que quieres hacer, si no lo tienes muy claro en tu cabeza... Yo estaba llegando a un lugar poco propicio para crear, y esta gira me saca de ahí. No sé si me llevará a un sitio mejor, pero me saca de ahí.

Aunque no lo crea no le voy a preguntar su opinión sobre lo que está pasando en Cataluña. Pero sí quiero saber qué le ha parecido que llamaran fascista a Serrat.

Hombre pues imagínate, es la mayor payasada que se pueda escuchar. Es lo que dicen, no saben lo que es el fascismo. Hay gente que no sabe que la Torre Eiffel un día tuvo la esvástica colocada arriba. Pero hablar más sí que es una intromisión, porque un señor mayor que toca la guitarra puede tener su opinión, como cualquiera. Lo que yo veo desde mi pueblo es lo que ve todo el mundo: que hay dos posiciones inamovibles y que va a ser muy difícil que cualquiera de las dos se mueva.