Largas colas para visitar la capilla ardiente de Camilo Sesto instalada en la SGAE GUILLERMO NAVARRO

Más de un millar de personas dan su último adiós a Camilo Sesto

Seguidores anónimos y rostros conocidos se acercan hasta la capilla ardiente en la SGAE para despedirse del músico

Actualizado:

La sede madrileña de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha abierto sus puertas en Madrid a las 11.00 horas con la capilla ardiente de Camilo Sesto, compositor, cantante y productor fallecido ayer domingo a los 72 años de edad.

Poco antes de las 11.00 horas, la llegada del féretro ha sido recibida por un fuerte aplauso por las centenares de personas que estaban esperando ya los restos mortales del músico para darse el último adiós. Al mismo tiempo, varias decenas entonaban la estrofa de la canción «Has vuelto Melina, alza tus manos hacia Dios».

De hecho, la afluencia de público ha obligado a abrir la capilla ardiente unos 10 minutos más tarde de lo que estaba previsto. El primero en entrar a despedirse de Camilo Sesto, a quien acompaña su hijo Camilo Blanes, ha sido el ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao.

Capilla ardiente de Camilo Sesto
Capilla ardiente de Camilo Sesto - EFE

A la entrada de la SGAE, Guirao ha lamentado la muerte del músico del que, además, se ha confesado seguidor. El ministro lo ha definido como un «gran compositor y gran cantante», además de recordar que, para la época en la que triunfó, «hizo cosas extraordinarias».

También se han acercado hasta la capilla ardiente numerosas personalidades del mundo de la cultura, entre las que destacan Marta Sánchez, la presentadora María Teresa Campos o el compositor Luis Cobos.

Por su parte, Ángela Carrasco, quien en 1975 representó a María Magdalena junto a Camilo Sesto en la versión española de la ópera-rock «Jesucristo Superstar», ha destacado que el artista alicantino fue un «valiente» haciendo esta producción. «La verdad es que no esperaba esto porque hace 15 días estuve comiendo con él y riéndonos durante la grabación de un programa donde se recordaba "Jesucristo Superstar", un musical que nos abrió el alma a todos y sobre todo a él. Fue una gesta, y él fue un valiente haciéndolo», ha recordado Carrasco.

Durante su visita a la capilla ardiente, el padre Ángel, presidente de Mensajeros de la Paz, ha rememorado cómo en 2016 actuó en su parroquia madrileña de San Antón, con un Padre Nuestro cantado junto al Papa Francisco. En este tema, Sesto canta en castellano mientras que el Papa recita en italiano, una grabación que se realizó en Roma. El Vaticano dio el visto bueno a esta composición cuyos beneficios irán para ayudar a las personas más desfavorecidas a través de la organización del padre Ángel.

También han acudido a la despedida de Sesto la delegada del área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, y la consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera, quien ha recordado al cantante y ha destacado que puso «música a la vida de todos» y apostó por «la modernidad».

Numerosos triunfos

La sede de la entidad acogió en 2016 una de sus últimas apariciones en público: la multitudinaria presentación de un disco publicado con motivo de su 70 cumpleaños. Socio desde 1971, con más de 340 obras registradas, 40 discos publicados, 50 números uno en distintos países y más de 100 millones de copias vendidas, Camilo Sesto destacó en el mundo de la música en español como compositor, cantante y productor.

Canciones inmortales como «Vivir así es morir de amor», «El amor de mi vida» o «Ya no puedo más» alcanzaron un enorme éxito. Con discos como «Camilo Sesto» (1973), «Camilo» (1974) y «Amor libre» (1975) alcanzó la fama y se convirtió en todo un ídolo para numerosos seguidores en España y América Latina.

Entre sus numerosos triunfos se encuentra la adaptación al castellano de la ópera rock «Jesucristo Superstar» (1975), que produjo y en la que interpretó a Jesucristo.

Camilo Sesto, cuyo nombre real era Camilo Blanes, también era compositor y productor. Escribió canciones para cantantes como Miguel Bosé, la estadounidense Lanie Hall, el mexicano José José, Francisco o la dominicana Ángela Carrasco, entre otros.

En 2011 recibió en Las Vegas el premio «Máximo orgullo hispano» por sus 50 años de carrera musical. En 2012 Perú le eligió «El más grande de la música en español». En 2016 fue nombrado Hijo Predilecto de Alcoy, su ciudad natal.

Un año después, ingresó en el Salón de la Fama de los Compositores Latinos (LSHOF) en una ceremonia celebrada en Miami (Estados Unidos). De esta manera, se sumaba a la nómina de grandes compositores y artistas latinos que forman parte del prestigioso LSHOF (en sus siglas en inglés), junto al mexicano Armando Manzanero, el argentino Gustavo Santaolalla, los puertorriqueños José Feliciano y Draco Rosa, la cubana Gloria Estefan y el español Julio Iglesias, entre otros.