Truman Capote
Truman Capote - efe

Algunas frases de Truman Capote

Era uno de esos escritores y conversadores sumamente inteligentes que, sin esfuerzo resumían, en una frase toda un filosofía de la vida. Recopilamos unas cuantas de esas sentencias

Actualizado:

«Antes de negar con la cabeza, asegúrate de que la tienes».

«El buen gusto es la muerte del arte».

«La disciplina es la parte más importante del éxito.

«Todo fracaso es condimento que da sabor al éxito».

«Más lágrimas se derraman por las plegarias respondidas que por las no respondidas».

«La mayoría de la gente que se hace tatuajes tiene algún sentimiento de inferioridad e intenta así crear una marca de virilidad en sí mismo».

«Todo fracaso es condimento que da sabor al éxito».

«La vida es una buena obra de teatro con un tercer acto mal escrito».

«La amistad es una ocupación a tiempo completo, si usted es realmente amigo de alguien. No se puede tener demasiados amigos porque entonces no sería realmente amigo de ninguno».

«Una conversación es un diálogo, no un monólogo. Por eso hay tan pocas buenas conversaciones: debido a la escasez de personas inteligentes».

«El amor es una cadena de amor, pues la naturaleza es una cadena de vida».

«Cuando Dios le entrega a uno un don, también le da un látigo; y el látigo es únicamente para autoflagelarse».

«Es imposible que un hombre que goza de libertad imagine lo que representa estar privado de ella».

«Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio».

«Que una cosa sea verdad no significa que sea convincente, ni en la vida, ni en el arte».

«Mi gran pesar en la vida es que mi infancia fue innecesariamente solitaria».

«Todas las personas tienen la disposición de trabajar creativamente. Lo que sucede es que la mayoría jamás lo nota».

«Es mejor mirar hacia el cielo que vivir en él»

«Soy un chico de obsesiones, más que de pasiones».

«Toda la literatura es un chisme»

«Las palabras me han salvado siempre de la tristeza».

«Porque mientras estás en esta vida, siempre tienes algo esperándote y aunque lo sepas y sepas, además, que es algo malo, ¿Qué le vas a hacer? No puedes dejar de vivir».

«La escritura dejó de ser divertida cuando descubrí la diferencia entre el escrito bueno y malo y, aún más aterradora, la diferencia entre éste y la verdadera arte. Y después de eso, vino el látigo».

«El pueblo de Holcomb está en las elevadas llanuras trigueras del oeste de Kansas, una zona solitaria que otros habitantes de Kansas llaman «allá». (Primeras líneas de «A sangre fría»).