La librería cuyo sótano inspiró «La sombra del viento» ya es historia
Interior de la librería Cervantes-Canuda

La librería cuyo sótano inspiró «La sombra del viento» ya es historia

Actualizado:

La librería de viejo Cervantes-Canuda de Barcelona, cuyo sótano inspiró la novela "La sombra del viento", de Carlos Ruiz Zafón, cerró ayer sus puertas después de 82 años de existencia a causa del aumento del alquiler del local, que ha abocado a su propietario, Santiago Mallafré, a bajar la persiana.

Los seiscientos metros cuadrados que hasta ahora albergaban obras raras y curiosas de todas las materias y disciplinas, primeras ediciones, Guerra Civil española, historia, filosofía, monografías locales, caza, cocina, viajes y revistas, entre otros temas, han dejado ya de recibir a curiosos y aficionados a la lectura.

Con este cierre, muchos barceloneses quedan huérfanos de su afición a pasar ratos escarbando entre las páginas de los numerosos ejemplares de la librería, una de las más antiguas y emblemáticas de la ciudad.

Esta librería no es la única que ha bajado las persianas de forma definitiva en las últimas semanas en Barcelona, después de que lo hiciera la Platón y la no menos emblemática Roquer, en su mayoría por la imposibilidad de asumir un importante incremento del alquiler del local o bien por la falta de ventas debido a la crisis.

Venta de fondos

Pero no todo se pierde, porque el propietario de la Canuda negocia estos días vender parte de su fondo de unos 200.000 libros a un empleado que apuesta por continuar con el negocio en otro lugar de la ciudad, y el propio Mallafré no descarta abrir un nuevo local más pequeño en un futuro.

Tras la liquidación, el sótano de la librería que inspiró el cementerio de los libros olvidados a la espera de lectores de "La sombra del viento", de Ruiz Zafón, ya es desde hoy historia y recuerdo, además de novela