Un arqueólogo inspecciona la quilla del pecio descubierto en las aguas que rodean el puerto de Thonis Heracleio
Un arqueólogo inspecciona la quilla del pecio descubierto en las aguas que rodean el puerto de Thonis Heracleio - Photograph: Christoph Gerigk/Franck Goddio/Hilti Foundation

Los restos de un barco con «costillas» y velas de papiro que ha dado la razón a Heródoto

Arqueólogos documentan un tipo único de construcción que el historiador griego describió y nadie había podido interpretar hasta ahora

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Barco 17 fue hallado en 2003 durante una exploración en el área de la ciudad de Thonis-Heracleion, en el delta occidental del Nilo. Estaba a poca profundidad, unos 7 metros, en un lugar en el que se hundieron otros 17 barcos voluntariamente, tal vez para dividir el puerto en zonas. Y lo que ha permitido deslumbrar a los arqueólogos ha sido su excepcional conservación, dado que es el único rastro de un tipo de construcción naval jamás antes documentada, propia del Egipto antiguo, en la que ya pocos creían, y de la que hay un testimonio contemporáneo, porque fue descrita en «Los Libros de la Historia» por Heródoto, el padre de la Historia, que dijo que eran barcos que se construían con «costillas».

Lee la historia completa en el blog [Espejo de Navegantes]